02 abr 2020

Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA CATALANA

El Govern evita la foto con la Guardia Civil anulando una reunión de seguridad

El encuentro entre Conselleria y Ministerio era a la misma hora que el Parlament reclamaba que la Benemérita saliera de Catalunya y la dimisión de Cunillera

Los Mossos sí se han reunido con el instituto armado y con el Cuerpo Nacional de Policía para cerrar acuerdos que no ha escenificado la Generalitat

Guillem Sànchez

Un momento de la actuación de los antidisturbios de la Policía ante el colegio Ramon Llull de Barcelona, el 1 de octubre del 2017.

Un momento de la actuación de los antidisturbios de la Policía ante el colegio Ramon Llull de Barcelona, el 1 de octubre del 2017. / FERRAN NADEU

La Conselleria d'Interior ha anulado en tiempo de descuento la reunión de la Comissió Mixta de Seguretat prevista para este jueves a las cuatro de la tarde en la sede de la Delegació del gobierno en Catalunya. Los motivos argüidos por el departamento para aplazarla han sido "de agenda", sin más aclaraciones, y se intentará celebrar dentro de un plazo de 10 días.

La "agenda" del Govern ha evitado la fotografía oficial de los Mossos d'Esquadra y del secretario general Brauli Duart junto a la Guardia Civil y a la delegada del gobierno, Teresa Cunillera, a la misma hora que el Parlament, a petición de JxCat y Esquerra, reclamaba que el instituto armado abandone Catalunya y pedía la dimisión de la propia Cunillera. También coincidía con el pronunciamiento de la Audiencia Nacional sobre la prisión preventiva contra los siete CDR acusados de terrorismo. La resolución parlamentaria decía que la Benemérita debería ser expulsada por hacer un uso "especulativo de los delitos de terrorismo" y que Cunillera tiene que abandonar por su "incapacidad para garantizar los derechos fundamentales en Catalunya".   

Con la anulación lo único que se ha evitado ha sido esa foto porque la reunión de verdad, la de carácter técnico, sí se ha celebrado con normalidad. Este mismo miércoles por la mañana, a las 11.00 horas, se han encontrado en la comisaría de Les Corts la cúpula de los Mossos con las de la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y un representante del Ministerio de Interior para cerrar los acuerdos que deberían haberse escenificado por la tarde en la Delegació. Y entre policías, una reunión de trabajo destinada casi exclusivamente a coordinarse para contener el otoño caliente que se avecina con el aniversario del 1-O y la gestión de las movilizaciones posteriores a la sentencia contra los líderes independentistas, ha ido todo "muy bien", subrayan fuentes de ambas administraciones. Es decir, el trabajo estaba hecho y, a diferencia de tiempos recientes, la colaboración mútua es "total".

Tras el trabajo policial, lo único que le faltaba a la Comissió Mixta era la puesta en escena de los acuerdos alcanzados. Algo que se hubiera rubricado durante el encuentro entre Cunillera y Duart y que se hubiera hecho público con la foto de las dos administraciones que el Govern de la Generalitat ha querido evitar. Aunque ello complique la vida por enésima vez a los Mossos.