08 abr 2020

Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA CATALANA

Garrafas tuneadas tratan de asustar a ERC, 'comuns', CUP, Òmnium, ANC e Interior

Bidones con líquido verde, la inscripción TNT y una bandera de España han sido depositadas esta noche en las seis sedes

Los Mossos confirman que se ha tratado en todos los casos de artefactos simulados sin carga explosiva

Guillem Sànchez

La calle de Diputació, cortada por la colocación de un paquete sospechoso.

La calle de Diputació, cortada por la colocación de un paquete sospechoso. / GUILLEM SÀNCHEZ

Unos bidones sospechosos llenos de líquido verde, con la inscripción "TNT" y con una máscara blanca con la bandera de España -también con la 'estelada' en algunos casos- han sido colocados esta noche en las puertas principales de las sedes de ERCCUP'comuns'Òmnium Cultural, la ANC y la Conselleria d'Interior. Los Mossos d'Esquadra han confirmado que se trataba, en todos los casos, de artefactos simulados sin carga explosiva

La policía catalana ha atendido avisos de trabajadores de los partidos políticos, la 'conselleria' y las dos entidades soberantistas al constatar que alguien, por la noche, había depositado frente a su entrada estas garrafas tuneadas con el claro propósito de intimidarlos. Por grotescos que resultaran, los objetos sospechosos han obligado a tomar ciertas precauciones a los Mossos, que finalmente ha acabado retirándolas sin necesidad de que fueran examinadas por los TEDAX, especialistas en explosivos. 

La Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) fue quien primero dio aviso, de madrugada. Los agentes catalanes retiraron la garrafa sin más incidentes. También de noche, agentes de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB) se han llevado otro bidón de la sede de la CUP. Pero en Òmnium Cultural la han descubierto este miércoles poco antes de las ocho de la mañana y eso ha generado más alboroto. Los Mossos han cortado la calle de Diputación, entre Pau Claris y Bruc, y han avisado a los TEDAX.

Una hora más tarde, los propios agentes de Seguretat Ciutadana, sin necesidad de los artificieros, han retirado la garrafa, han reabierto el tráfico y la sede de Òmnium, a las 9.00 horas, ha comenzado a funcionar con normalidad.

En Esquerra, que había dado aviso minutos después de la alerta de Òmnium, la garrafa abandonada en su entrada también ha sido retirada por los Mossos que la han cargado en un coche patrulla regular para llevársela. En la 'conselleria' de Interior el paquete se ha retirado enseguida porque los policías que trabajan allí han considerado que se trataba de una gamberrada con muy malas intenciones.

La policía catalana, después de analizar el contenido de la garrafa, ha confirmado que se trataba de artefactos simulados sin carga explosiva. Los Mossos han abierto una investigación para averiguar quién ha sido el responsable de esta acción destinada a generar alarma. 

Temas Catalunya