Ir a contenido

CITA INTERNACIONAL

La ONU premia a Sánchez con un lugar privilegiado en la Asamblea General

El presidente en funciones hará su discurso el primer día, con los mandatarios más relevantes

El jefe del Ejecutivo estará en Nueva York el próximo martes, cuando se convoque el 10-N

Iolanda Mármol

Pedro Sánchez llega a la sala de prensa de la Moncloa para su comparecencia, el 17 de septiembre.

Pedro Sánchez llega a la sala de prensa de la Moncloa para su comparecencia, el 17 de septiembre. / JOSÉ LUIS ROCA

Comienza a arraigar la sensación de que Pedro Sánchez ha hecho mejor los deberes de presidente del Gobierno en el terreno internacional que en casa. Si hay una imagen que resume esta idea, la veremos la semana que viene. Cuando en Madrid se convoque oficialmente la repetición electoral del 10-N por la incapacidad de llegar a un acuerdo, el jefe del Ejecutivo estará en Nueva York para asistir a dos citas clave en la arena exterior: la Cumbre del Clima y la Asamblea General de las Naciones Unidas.

A la primera, ha sido invitado por su compromiso en la lucha contra el cambio climático; en la segunda consigue ocupar un lugar privilegiado, lejos del pelotón en el que, en principio, le correspondería estar como jefe del Ejecutivo español. La ONU sitúa a Sánchez entre los mandatarios más destacados al concederle el turno para pronunciar su discurso el primer día, el de los grandes líderes, en lugar del tercero que deberían haberle asignado. 

La Moncloa considera que es un premio “muy  excepcional” en el que se reconoce su peso internacional y su involucración con el desarrollo sostenible promovido por las Naciones Unidas. Será el martes. La jornada arrancará en la mañana con el discurso del secretario general de la ONU, António Guterres; el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro; y el de los Estados Unidos, Donald Trump. Por la tarde (la previsión es a las ocho y media -hora esadounidense- pero es fácil que se acumulen retrasos) Sánchez pronunciará su discurso. Minutos antes, en la sala de espera previa a la intervención, estará sentado con el primer ministro británico, Boris Johnson, que hablará a continuación.

Los organizadores del encuentro aseguran que la situación de debilidad interna de Sánchez, al estar en funciones y verse abocado a unas segundas elecciones, no ha afectado en absoluto. “Nadie te regala un sitio para el primer día, pero si el que viene es Pedro Sánchez, ningún problema”, aseguran los conseguidores.

Colombia, Irán y Egipto

Fuentes gubernamentales señalan que Sánchez se quedará a escuchar los parlamentos de Guterres, Bolsonaro y Trump. Después mantendrá reuniones bilaterales con los presidentes de Colombia, Iván Duque; Egipto, Abdelfatah Al-Sisi; e Irán, Hasán Rohaní (si finalmente Trump le concede el visado para entrar en Estados Unidos). “Son actores clave, líderes influyentes en conflictos regionales potencialmente destestabilizadores para la comunidad internacional y el presidente quiere aportar, hincar el hombro” para allanar el encauzamiento de esas crisis, explican fuentes del Gobierno, en referencia a los conflictos en el Golfo Pérsico, Libia, Oriente Medio y Sahel.

Sánchez, que viajará acompañado por su esposa, acude a las citas en Nueva York a pesar de la convocatoria electoral porque “no hacerlo sería una negligencia”, indican fuentes del Ejecutivo. Argumentan que el presidente quiere reivindicar el papel de España en los encuentros más relevantes de la esfera internacional y apostar por el multilateralismo.

Sánchez, que asistirá a la recepción oficial de Trump y a un almuerzo oficial con los jefes de Estado y de Gobierno, aprovechará el viaje para entrevistarse con inversores estadounidenses con intereses en España, con presidentes de grandes compañías españolas y con los conglomerados de comunicación más influyentes.

Su viaje comenzará el lunes con una agenda previa a la de la ONU: la Cumbre del Clima, donde dejará un mensaje de acción. “No puede haber repliegues. Para que a los españoles  nos vaya bien dentro, hay que hacer que vaya bien fuera”, resumen fuentes de la Moncloa. El discurso de Sánchez en este foro se centrará en una "apuesta decidida por la neutralidad climática" y expondrá "anuncios relevantes" sobre financiación española para el Fondo Verde.