Ir a contenido

ENTREVISTA A LA CONCEJALA DE BARCELONA PEL CANVI

Eva Parera: "Me voy de la Lliga porque pretende revivir CDC"

"Es más de lo mismo. Es nostalgia de un pasado que tenemos que olvidar, y con el que hay que ser muy críticos"

Júlia Regué

La concejala del Ayuntamiento de Barcelona, Eva Parera, anuncia su marcha de la Lliga Democrática / JORDI COTRINA

La edil de Barcelona pel Canvi, Eva Parera, anuncia en esta entrevista con EL PERIÓDICO que abandona Lliga Democràtica, la formación que impulsó junto a otras 28 personas para reagrupar el centroderecha catalanista.

- ¿Por qué se va de la Lliga? 

- No puedo estar en un proyecto que pretende revivir Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). No ya Convergència i Unió (CiU), que ya de por sí consideraba que era un error, sino que pretende revivir CDC, que es un error multiplicado. [La Lliga] confunde catalanismo con CDC como en su día se confundía Catalunya con CDC. Y es un error ir de la mano de Convergents, un partido claramente soberanista. Germà Gordó, es un problema, por su ideología y porque es una persona procesada por el caso de corrupción más grande que ha tenido este país que es el caso 3%. Votó 'sí' a las leyes de desconexión y eso es inmoral. Tampoco puedo estar en un proyecto que aceptaría poder investir un Govern alternativo que sería un tripartito con presencia de un partido claramente independentista como es ERC. Ha habido un giro en lo que ideamos.

- ¿Cuándo se produce ese giro? 

- Cuando hay la moción de censura al Gobierno del PP. Algunos no estábamos de acuerdo en hacer un partido, pero la idea coge interés y aparecen otras fuerzas que no han sido capaces de sacar representación, que no son capaces de tener financiación. Perfecto, bienvenidos. Estamos para sumar, pero no para instrumentalizar esto en beneficio de formaciones políticas existentes. Y aquí empieza el problema.

- ¿Se puede leer su marcha como un veto a algunos nombres? 

- Veto el ideario. Detrás de mí se va mucha más gente de los 28 fundadores iniciales porque tampoco se sienten representados con el giro que ha adoptado la Lliga. Este proyecto despertaba un cierto interés, pero creo que el interés morirá cuando se sepa que es un partido más que se quiere poner a la cola de Units per Avançar, Lliures o Convergents, es decir, nada. No nos engañemos. No han tenido ninguna voluntad de sumar esfuerzos porque priorizaban sus partidos, sus personalismos y sus liderazgos y ahora aparece la Lliga, se pone a la cola, y nos tenemos que creer que juntará todo esto que ya existía. Es más de lo mismo. Es nostalgia de un pasado que tenemos que olvidar, y con el que hay que ser muy críticos.

- ¿Considera que la Lliga no confronta el independentismo? 

- Tiene la voluntad de hacerlo, pero no tiene la valentía para hacerlo. Alude al defecto de estos partidos catalanistas que ahora se reúnen, que ha sido no tener la valentía de defender que Catalunya también es España de forma clara. No han surgido ni han triunfado porque han vivido en la equidistancia permanente, pendientes de adaptar sus discursos a las encuestas. En un momento dado, en la Lliga aparece la posibilidad de defender un referéndum acordado. Error. No confundamos lo que es políticamente correcto con lo que es honesto políticamente. Si se defiende que un referéndum no es el camino hay que ser valiente, salir y decir ‘no defenderé nunca un referéndum aunque sea acordado con el Estado. Si el Gobierno y la Generalitat se entienden, lo respetaré porque no me queda otra, será legal, pero no lo defenderé’. 

- ¿Creará un nuevo partido con Manuel Valls? 

- No entra nuestros planes pero si podemos contribuir a que lo que hicimos en el consistorio sea ejemplo de lo que hay que hacer en la Generalitat o en el Gobierno, lo haremos. Ahora es imposible saber cómo. Lo decidiremos cuando se convoquen elecciones viendo las circunstancias del país y las nuestras.