Ir a contenido

'CASO GÜRTEL'

Camps no se librará de ser juzgado por la Gürtel

La Audiencia Nacional rechaza el recurso con el que pretendía evitar la vista oral por el contrato de Fitur con Orange Market

La Sala de lo Penal considera que hay indicios suficientes de que actuó por la elevada deuda contraída del PP valenciano

Ángeles Vázquez

Francisco Camps y sus abogados llegando a la Ciutat de la Justicia en 2018

Francisco Camps y sus abogados llegando a la Ciutat de la Justicia en 2018 / Miguel Lorenzo

El expresidente valenciano Francisco Camps no se librará del banquillo de los acusados. La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado su último intento para tratar de evitar el juicio por los contratos firmados por la Generalitat con la empresa Orange Market, de la trama Gürtel, para asistir en 2009 a la feria de turismo Fitur.

La Sala de lo Penal ha rechazado el recurso del político valenciano contra el auto de transformación en procedimiento abreviado (equivalente al de procesamiento en el sumario), al considerar acreditados los indicios de criminalidad que exige la ley para juzgarle, con independencia de que sean suficientes o no para condenarle.

La resolución, que tiene en cuenta que los expositores que participaron en las reuniones previas a la ejecución de los contratos afirmaron que se les informó de que serían autorizados por Presidencia y que los llevaría a cabo Orange Market, detalla los indicios de la participación directa y personal de Camps en la adjudicación irregular del stand de grandes eventos.  

Entre ellos, la existencia de deudas del PP de Valencia con Orange Market, los procedimientos de pago y su "estrecha relación" con  Álvaro Pérez, 'el Bigotes'.

Para el tribunal, "las adjudicaciones de contratos direccionados por Camps se produjeron con la finalidad de ganar tiempo y calmar a Pérez ante los continuos requerimientos que hacía (presionado por Pablo Crespo y Francisco Correa) para que se saldara la cada vez más voluminosa deuda del PP valenciano con Orange Market, que creaba una situación difícil para la subsistencia de la empresa". 

Reapertura de la causa 

La Audiencia Nacional ordenó reabrir esta pieza para investigar a Camps en septiembre del año pasado, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción después de lo declarado por Ricardo Costa, secretario general del PP valenciano,  en el juicio por la financiación ilegal del PP de esa comunidad autónoma. Cuando le imputó el juez le atribuyó los delitos de prevaricación administrativa y fraude a la administración, pero solo incluyó el primero en el auto de transformación. 

Por su parte,  Anticorrupción solicita dos años y medio de cárcel para Camps por los delitos de prevaricación y fraude en relación con los contratos valencianos firmados con la Gürtel. Según la fiscalía, el dirigente del PP influyó para que se adjudicaran bajo cuerda el contrato de grandes eventos para Fitur entre los años 2005 y 2009 a la empresa Orange Market, filial valenciana de las empresas de Correa. Señala que lo hizo "para contentar" a los gestores de Correa "ante la elevada deuda acumulada hasta el año 2008" con ellos por la preparación de actos del partido.