Ir a contenido

ERC perseverará por el Govern de concentración

Los 'comuns' y la CUP vuelven a bandear la propuesta republicana

Xabi Barrena

El vicepresidente y ’conseller’ de Economia, Pere Aragonès.

El vicepresidente y ’conseller’ de Economia, Pere Aragonès. / Europa Press

Pere Aragonès y Marta Vilalta, el tándem extramuros que dirigirá los designios de ERC en el día a día, tutelados por el binomio Oriol Junqueras-Marta Rovira, se estrenó este lunes ante los medios. El flamante coordinador nacional republicano, tras las votaciones del domingo, anunció que su partido no cejará en su empeño por lograr un Govern de concentración. «Seremos perseverantes» afirmó cuando se le recordó que esa misma mañana tanto los ‘comuns’ como lo CUP, presuntos socios de ese no menos presunto Executiu, habían vuelto a desmarcarse de la propuesta.

En el plan de ERC, el Govern de concentración incluiría a Junts per Catalunya, además de a ‘comuns’ y la CUP. Precisamente los posconvergentes aprovecharon la displicencia de las otras dos fuerzas para señalar que no entrarían «en un debate que no existe». Más llá de esto, la concejala Elsa Artadi amonestó a los republicanos por iniciar una «subasta» con las posibles respuestas a la sentencia del Tribunal Supremo. 

Entonces, ¿por qué insiste Aragonès? Según se deduce de sus palabras, los republicanos creen que esa acumulación de fuerzas, cercana al 60% del electorado, forzaría, si se mantienen prietas las filas en el tiempo, una negociación con el Etsado. O como mínimo, que se sentará a dialogar.

Puede haber otras razones, más tácticas. ERC, que recibe el viento de las encuestas en su popa, ha huído siempre de la imagen de que está segando la hierba bajo los pies de Quim Torra. Por aquello que queda feo. Así, la mejor forma de demostrar su lealtad es promoviendo un fortalecimiento de ese Govern. De ahí la presión republicana sobre los ‘comuns’ sobre el presupuesto del 2020 y la propia propuesta de Govern a cuatro.

Respuestas negativas 

Si Jéssica Albiach, vía Twitter, señaló que los ‘comuns’ no estarán «nunca» en un Govern con JxCat, la CUP aseveró, a través de su diputado Carles Riera, que los anticapitalistas no anhelan entrar en ningún Ejecutivo «autonómico». Para Riera, la respuesta a la sentencia, que se antoja dura,  que procede es la «desobediencia».

Aragonès, por su parte, reclamó concreción a los anticapitalistas: «Que expliquen exactamente qué quieren que desobezcamos. La cuestión no es de gestos ni de retórica, sino de qué beneficios podemos obtener» de esa desobediencia.