A LA ESPERA DE LA SENTENCIA DEL 1-O

La CUP rechaza un gobierno de concentración y critica la estrategia de JxCat y ERC

Carles Riera acusa a las formaciones del Govern de querer ir a "preservar la autonomía"

El diputado de la CUP, Carles Riera, en el Parlament.

El diputado de la CUP, Carles Riera, en el Parlament. / ACN

Se lee en minutos
ACN

El diputado de la CUP Carles Riera ha rechazado con rotundidad la formación de un gobierno de concentración como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo en el juicio del 1-O. Riera ha lamentado la estrategia de JxCat y ERC, a quienes ha acusado de querer "fortalecer" las instituciones para ir hacia un "escenario de estabilidad dentro de los marcos legales".

"La CUP no tiene en su agenda un gobierno de concentración autonómico, de ninguna de las maneras", ha afirmado el dirigente 'cupaire' durante una entrevista en Catalunya Ràdio. Ha apuntado que esta fórmula solo tendría su apoyo en un escenario de ruptura con el Estado, una posibilidad que ahora ve "lejos". A su juicio, un gobierno de concentración ahora sería "poner el carro delante de los bueyes" y ha subrayado que "no tiene ningún sentido" participar en un Govern que "solo aspira a preservar la autonomía".

Riera ha apuntado que aunque en el independentismo hay coincidencia de opiniones en cuanto a la desobediencia civil como estrategia cara a la sentencia del juicio del 1-O, no la hay en cuanto a la desobediencia institucional. En este sentido, apunta la discrepancia relativa al significado de "fortalecer" las instituciones como respuesta al fallo del Supremo. Para los 'cupaires', una institución fuerte es "aquella que no acata las decisiones del Estado que limitan derechos sociales, civiles y políticos" y que está dispuesta a desobedecer con todas las consecuencias. En cambio, denuncia Riera, para JxCat y ERC fortalecer las instituciones es "ir hacia un escenario de estabilidad institucional dentro de los marcos legales".

Amnistía o indulto

Riera apunta que la CUP apuesta por la amnistía como solución política ante una sentencia que no sea absolutoria para los líderes independentistas juzgados en el Supremo. Ha defendido que la fórmula de la amnistía "forma parte de una victoria". En cambio, el indulto es "políticamente una derrota" ya que implica, desde el punto de vista de la CUP,

La CUP no se plantea celebrar elecciones al Parlament como respuesta política a la sentencia,pero admite que esta opción se deberá poner sobre la mesa si el Govern de Quim Torra no avanza hacia la confrontación con el Estado. "Si el Govern ha de seguir como hasta ahora, que no da ningún paso hacia el ejercicio de la autodeterminación y hace políticas públicas absolutamente conservadores... si esto sigue así, más vale que haya elecciones", ha dicho Riera.

Noticias relacionadas

Por lo que respecta a los presupuestos de la Generalitat, Riera ha dejado claro que no tendrán el apoyo de la CUP "de ninguna de las maneras" porque sus propuestas no tienen cabida en el proyecto de cuentas que presentará el Govern.