Ir a contenido

Enfrentamiento en génova 13

Álvarez de Toledo aviva la polémica con el PP vasco

La portavoz conservadora acusa a Alonso de usar su origen argentino para atacarla

Casado responde a Feijóo que han hecho todo lo posible para evitar la repetición electoral

Miguel Ángel Rodríguez

Cayetana Alvarez de Toledo 

Cayetana Alvarez de Toledo  / Gerard Artigas / ACN

Cayetana Álverez de Toledo encendió un fuego interno en el PP que, lejos de extingirse, parece ganar intensidad día a día. Un enfrentamiento con el PP vasco que se originó después de que la diputada acusara, el pasado viernes, a sus compañeros de Euskadi de "tibieza" frente al nacionalismo de ETA, palabras que provocaron varios rifirrafes durante el fin de semana. En lugar de templar gaitas y calmar los ánimos como intentó hacer Pablo Casado, la portavoz popular en el Congreso alimentó, este lunes, la polémica cargando contra el presidente del PP en el País Vasco, Alfonso Alonso

Cercana a la línea más dura que defiende las esencias del PP, Álvarez de Toledo culpó a los populares de esa comunidad de haberse apartado de "esa consigna de que lo moral es lo eficaz" y de acercarse "a posiciones más tibias, más de contemporización con el marco del nacionalismo". Un duro reproche que obtuvo respuesta inmediatamente. "Mientras algunas caminaban sobre mullidas moquetas, otros nos jugábamos la vida defendiendo la Constitución", sentenció el portavoz conservador en el Parlamento autonómico, Borja Sémper. Alonso, más comedido y tendente a una mayor apertura del partido, lamentó que la diputada de origen argentino les hiciera revivir el "dolor" de esa época. 

Justamente, la procedencia de la número uno por Barcelona fue el detonante de un nuevo conflicto. El sábado, en la convención del PP vasco, Alonso hizo una broma con cierta sorna. Manifestó que prefería la victoria de España sobre Argentina en la final del Mundial de baloncesto para, acto seguido, hablar de forma velada sobre la pulla de la portavoz. Pese a que Alonso dijo a renglón seguido que, "entre compañeros y amigos, ni polémicas ni polémicos", la portavoz nacional no se tomó a bien el chascarrillo de la selección y el lunes aprovechó el primer micrófono que se le puso delante en una conferencia matinal para soltar: "Me ha sorprendido mucho que un antinacionalista acérrimo como Alonso me califique de extranjera". Así dio vida a una contienda que el mismo Casado trató de zanjar sin éxito. 

Actitud "responsable" ante Sánchez

El líder de los populares también respondió a la última propuesta del presidente de la Xunta de GaliciaAlberto Núñez Feijóo. En una entrevista en ABC, el dirigente gallego insistió en que lo lógico sería que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ofreciera al PP una coalición o un pacto de investidura. Casado subrayó que siempre ha mantenido una actitud "responsable" para desbloquear la situación política y que el jefe del Ejecutivo dejó claro que "jamás ha querido el apoyo del PP". "Podemos estar satisfechos de haber hecho lo que teníamos que hacer", apuntó antes de recordar que la responsabilidad de la repetición electoral es exclusiva del candidato socialista.