Ir a contenido

ERC inicia la sucesión lenta de Junqueras

La militancia secunda el nuevo liderazgo extramuros de Aragonès y Vilalta

La dirección ofrece a Tardà presidir el consejo asesor y formar parte de la ejecutiva

Xabi Barrena

El ’vicepresident’ Pere Aragonès vota de forma electrónica en la consulta de ERC.

El ’vicepresident’ Pere Aragonès vota de forma electrónica en la consulta de ERC. / EFE / TONI ALBIR

La militancia de ERC apoyó este domingo sin fisuras el plan diseñado por Oriol Junqueras para su propio relevo en el partido. Una sucesión que obedece más a los estatutos internos del partido, que limita los mandatos cuatrienales a tres, que a las vicisitudes personales de ambos integrantes del tándem. Junqueras y la secretaria general Marta Rovira, se hicieron con el liderazgo del partido en el 2011. La participación en esta primera parte del congreso fue del 57,14%.

Los 9.000 militantes tenían la oportunidad de votar (presencialmente o vía telemática, cada vez más en boga) a cada integrante de la única lista que concurría a la ejecutiva del partido y, por ende, a la presidencia del partido. El esquema que ideó Junqueras fue el del doble tándem. Así, al dúo presidente-secretaria general, es decir, Junqueras, en la cárcel y Rovira, en Suiza, le seguía otro dúo, el formado por el nuevo coordinador del partido, Pere Aragonès, y por la secretaria general adjunta, Marta Vilalta. Ellos serán los que lleven el día a día del partido.

En la confección de la lista los republicanos han aplicado una variación del llamado 'modelo PNV', consistente en emplear en el partido a personas que no tienen una sobrecarga de cargos institucionales. Si bien el partido vasco lo lleva hasta las últimas consecuencias, con su famosa bicefalia entre el presidente del Euskadi Buru Batzar y el candidato a lendakari, ERC, hasta ahora y, previsiblemente también a partir de ahora, asume que el liderazgo puede ser único en ambos ámbitos, el organizativo y el institucional.

Por tanto, este liderazgo extramuros del partido que recae ya en Aragonès es un anticipo de su elección como candidato a las primarias por parte de la nueva dirección. Y muy singularmente de Junqueras.

Una de las piezas que queda por encajar es la de Joan Tardà. Fuentes del partido explican que se le ha ofrecido al exdiputado presidir el consejo asesor donde figuran exaltos cargos organizativos e institucionales de ERC. Si aceptara, la dirección promovería una modificación estatutaria en el próximo congreso de otoño para que el presidente de este consejo asesor sea un miembro nato de la ejecutiva, como lo son determinados los cargos electos.

Líder aclamado

Como era de esperar, el más votado de los 21 miembros de la lista de la ejecutiva fue Junqueras, con un 88,39% de apoyos. Rovira obtuvo el 86,75%. El tándem extramuros, Aragonès (82,99%) y Vilalta (84,73%) anduvieron no muy lejos de sus referentes. La lista en su conjunto mereció el 90,39% de votos. El miembro de la lista con  menos apoyo fue el vicesecretario general de coordinación interna, Lluís Salvadó (71,21%).

El partido dirimirá, en las próximas semanas, la segunda parte del congreso, en la que debatirá la línea política a seguir en los cuatro.