Ir a contenido

'CASO PÚNICA'

Anticorrupción estudiará pedir la imputación de un asesor de Díaz Ayuso

El exalcalde de Alcalá de Henares ha declarado como testigo, pese a que un informe de la UCO le atribuye el cobro de 60.000 euros en comisiones

Las fiscalas de la Púnica han anunciado ante el juez García-Castellón que "meditarán" si es necesario que González declare como imputado

Ángeles Vázquez

Anticorrupción estudiará pedir la imputación de un asesor de Díaz Ayuso

AYUNTAMIENTO

Bartolomé González, flamante asesor de Vivienda del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha declarado este jueves como testigo en el 'caso Púnica'. La comparecencia no tendría mayor trascendencia, si no fuera porque el propio juez instructor, Manuel García-Castellón, le atribuye el cobro de 60.000 euros en comisiones de la empresa Cofely por un contrato de eficiencia energética en el auto de imputación de las expresidentas madrileñas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes

Sin embargo, durante su comparecencia las fiscales Anticorrupción adscritas al caso, Teresa Gálvez y Carmen García-Cerdá, anunciaron que "meditarán" si debe ser citado de nuevo, pero ya como imputado, informaron a este diario fuentes jurídicas, que destacaron que el tono utilizado por las representantes del ministerio público recordaba más al utilizado con un imputado que con un testigo.

Pese a ello el exalcalde de Alcalá de Henares contestó a todas las preguntas que se le hicieron, sin que viera modificada su condición durante la diligencia. Se le interrogó en relación con la contratación por el consistorio de seis calderas para la calefacción de centros educativos del municipio madrileño. Aseguró que dimitió como regidor alcalaíno antes de conceder el contrato a Cofely, filial de la francesa GDF Suez Energie Services. Entre otros episodios de corrupción en esta causa se investiga el presunto pago de comisiones por parte de la primera empresa a alcaldes madrileños para resultar adjudicataria de la concesión de certificados energéticos. 

González explicó que dio el visto bueno al cambio de las calderas cuando le indicaron que era necesario pero que después no tuvo más datos sobre la adjudicación, porque delegó en sus concejales. El presunto cobro de 60.000 euros por el exregidor es uno de los extremos que se repiten en distintos informes de la Unidad Central de Operativa (UCO) de la Guardia Civil. La primera vez que apareció este dato, Bartolomé González era diputado del PP, lo que le concede un fuero que hace que solo pueda ser imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. 

Otras declaraciones

El exregidor no es el único que ha declarado este jueves ante el juez García Castellón. Antes que él ha acudido el exteniente de alcalde de Torrejón de Velasco Raúl Huerta -también del PP-, en su caso como investigado, por los contratos también con Cofely, si bien se ha acogido a su derecho a no declarar, informa Europa Press.

El imputado que sí ha declarado es Yann Barlerin, exdirector financiero de GDF Suez Energie Services, quien se ha limitado a ratificar lo que ya dijo cuando fue citado como testigo, asegurando que él sólo se ocupaba de que las cuentas cuadrasen y, por tanto, que desconocía a qué proyectos se destinaban los fondos.

También ha comparecido como testigo el que fuera director general de Promoción Cultural de la Comunidad de Madrid Amado Giménez Precioso, quien ejerció en los noventa como asesor de Esperanza Aguirre en el Ministerio de Educación y después en la Presidencia del Senado.

Según las fuentes jurídicas consultadas, se le ha preguntado por la contratación de Waiter Music, empresa que organizó actos de campaña del PP de Madrid. Él ha tratado de argumentar que la contratación de artistas no se lleva a cabo mediante concurso público, por lo que no lleva el mismo procedimiento que otras adjudicaciones. Sin embargo, la contratación de Waiter Music para eventos sí se hacía mediante concurso público.