Ir a contenido

POR PREVARICACIÓN, COHECHO Y FALSEDAD

Condenado a seis años y medio de prisión el juez Alba por conspirar contra Victoria Rosell

El magistrado queda inhabilitado por 18 años y tendrá que pagar una multa 60.000 euros

El Periódico / Agencias

Victoria Rosell, en la sede de Podemos en Madrid. 

Victoria Rosell, en la sede de Podemos en Madrid.  / JOSÉ LUIS ROCA

La Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha condenado al magistrado Salvador Alba a una pena de seis años y medio de prisión y 18 de inhabilitación por confabular contra la también jueza y diputada de Unidas Podemos Victoria Rosell, según han indicado a Europa Press fuentes del TSJC. 

La sentencia, que aprecia delitos de prevaricacióncohecho y falsedad en documento oficial y le exime de los de negociaciones prohibidas a funcionarios públicos y revelación de secretos, ha sido notificada a las partes este martes.

Además, y según avanza el periódico digital 'Canarias Ahora', el juez Alba ha sido condenado a pagar una multa 60.000 euros a Rosell por daños morales. La sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

Trama con el presidente de Las Palmas

El juez Alba fue acusado de dar instrucciones al empresario y presidente de la Unión Deportiva Las PalmasMiguel Ángel Ramírez, para perjudicar a Rosell e iniciar en el 2015 un procedimiento en su contra. El ahora condenado había sustituido a Rosell, entonces recién elegida diputada de Podemos, en el Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas. Ramírez grabó esas conversaciones y se hicieron públicas, lo que dio inicio a esta actuación judicial, que condujo a Rosell a dimitir entonces como parlamentaria.

Ese juzgado investigaba si una empresa de Ramírez había defraudado varios millones de euros al erario público. En el encuentro entre Alba y Ramírez, el juez, reconoce el tribunal, expresó al empresario su intención de conseguir pruebas que demostrasen que Rosell había instruido su causa de fraude fiscal pese a tener intereses económicos indirectos en el asunto. Se refería a las supuestas relaciones comerciales entre su pareja, el periodista Carlos Sosa, y las empresas del entonces propietario de Seguridad Integral Canaria.

Esa posible conexión, que de ser cierta habría obligado a Rosell a apartarse del caso, ya había sido objeto de una investigación disciplinaria a instancias de la Fiscalía de Las Palmas, pero finalizó con dos resoluciones favorables a la jueza y parlamentaria de Podemos, tanto del Consejo General del Poder Judicial como de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC.

"Tres años de sufrimiento"

Rosell, que se ha hecho eco del fallo a través de Twitter, se ha mostrado "emocionada" después de "tres años de sufrimiento". "Es una sentencia magnífica, incluso en lo que no me favorece como es en el delito de revelación de secretos, porque admito como magistrada que es muy difícil de comprobar", ha subrayado en declaraciones a Efe. No obstante, se ha mostrado convencida de que el juez Alba recurrirá el fallo ante el Supremo.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha celebrado vía tuit su satisfacción por la sentencia subrayando que "hoy las cloacas pierden a uno de los suyos".