28 oct 2020

Ir a contenido

FOTO COMPROMETIDA

Ribó desliga de su cargo el viaje con imputados por la trama del 3%

"Fue un hecho radicalmente culé, deportivo y personal", justifica el Síndic de Greuges

La Mesa del Parlament descarta su comparecencia en el pleno y dará explicaciones en comisión

Júlia Regué

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó.

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó.

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, justificó este martes su viaje a Berlín para ver la final de la Champions del 2015 junto a varios empresarios y cargos de CDC, dos de ellos investigados por la Audiencia Nacional, alegando que se trata de "un hecho radicalmente culé, deportivo y personal".

En declaraciones a Ser Catalunya, Ribó explicó que acudió a la cita invitado por un amigo (nombre del cuál no quiso revelar) que, según dijo, no se ve involucrado en las redes de corrupción del 3%. Asimismo, añadió que los acompañantes no estaban imputados en esas fechas.

El Síndic subrayó que él mismo pidió comparecer ante el Parlament para dar las explicaciones pertinentes el pasado 3 de mayo por las que aún no ha obtenido respuesta oficial. Precisamente, mientras Ribó atendía a la emisora, la Mesa de la Cámara catalana celebraba su reunión habitual de los martes y valoraba su requerimiento, además de las solicitudes de los grupos parlamentarios de Cs y PSC.

Los naranjas y los socialistas habían exigido en mayo que Ribó compareciera en la comisión de Afers Institucionals. Al no obtener respuesta, Cs registró otro escrito para que compareciera ante el pleno. Por su parte, Ribó, tal y como establece el artículo 182 del reglamento, usó su potestad para pedir intervenir en la comisión del Síndic, procedimiento que no requiere el voto de las fuerzas parlamentarias. 

"Defectos de forma"

La Mesa, con los requerimientos en mano, descartó la petición de los naranjas alegando "defectos de forma", por lo que Ribó se deberá a la comisión.

Fuentes de Cs sostienen que la maniobra de la Mesa responde a la voluntad de los socios de Govern de evitar que el trámite hubiese llegado a la Junta de Portavoces, lugar en el que debería haberse sometido a votación: "Hay una voluntad política para su evitar su comparecencia y también para tapar en qué dirección se habrían pronunciado JxCat y ERC", sostienen. 

Por otro lado, fuentes de presidència aseguran que tanto el letrado mayor del Parlament como el secretario general coincidieron en que la normativa "no contempla" que pueda rendir cuentas ante el hemiciclo acogiéndose a los artículos mencionados en la solicitud, por lo que "no podían tramitarla". 

Según explicaron fuentes de Cs, volverán a elaborar otro escrito que presentarán a la Mesa  la próxima semana insistiendo en la "urgente" celebración de una sesión plenaria. Mientras, el Síndic sigue sin tener cita.