Ir a contenido

NUEVO GOBIERNO MADRILEÑO

Ángel Garrido, ex del PP y ahora en Cs, será consejero de Ayuso

Su salida del PP madrileño motivó críticas en las filas populares y la propia Díaz Ayuso llegó a calificar su fichaje por la formación naranja como "una puñalada" de Rivera a Casado

Díaz Ayuso y Ángel Garrido se saludan durante la constitución de la Asamblea de la Comunidad de Madrid, el pasado junio.

Díaz Ayuso y Ángel Garrido se saludan durante la constitución de la Asamblea de la Comunidad de Madrid, el pasado junio. / DAVID CASTRO

Ángel Garrido será el nuevo consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid, según ha adelantado este jueves Telemadrid y han confirmado a Efe fuentes de Ciudadanos.

El expresidente del Gobierno de la Comunidad de Madrid, quien dejó el PP el pasado mes de abril para fichar por Ciudadanos antes de las elecciones generales, sonaba en las quinielas en los últimos días para entrar en el nuevo Ejecutivo regional.

Garrido asumirá una de las consejerías más importantes desde el punto de vista presupuestario y gestionará las cuentas de Metro, que prevé importantes inversiones en los próximos años.

La presidenta regional electa, Isabel Díaz Ayuso, anunció el pasado martes en la primera sesión del debate de investidura la ampliación de la línea 3 de Metro, que permitirá una nueva conexión de Madrid con la línea 12 (Metro Sur).

Díaz Ayuso también anunció la construcción del intercambiador en Conde de Casal para que conecte con la prolongación de la Línea 11 en Plaza Elíptica.

Cambio de nombre

La Consejería cambiará de nombre, al pasar de ser Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras a Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras.

Garrido entró en el puesto 13 en las listas de Ciudadanos encabezadas por Ignacio Aguado en las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo.

Su salida del PP madrileño motivó críticas en las filas populares y la propia Díaz Ayuso llegó a calificar su fichaje por la formación naranja como "una puñalada" de Albert Rivera a Pablo Casado.