11 jul 2020

Ir a contenido

DEBATE DE INVESTIDURA

La izquierda se revuelve contra el "fango" de Ayuso

La nueva presidenta de Madrid recurre a ETA, Venezuela y el chalet de Iglesias ante la acusación de corrupción

Gabilondo, Errejón y Serra muestran su "bochorno" ante la incapacidad de la dirigente del PP para debatir

Juan Ruiz Sierra

Ángel Gabilondo escucha a Isabel Díaz Ayuso en un momento del debate de investidura, este miércoles. 

Ángel Gabilondo escucha a Isabel Díaz Ayuso en un momento del debate de investidura, este miércoles.  / JOSÉ LUIS ROCA

Hubo un momento, nada más comenzar su réplica a Isabel Díaz Ayuso, en el que el socialista Ángel Gabilondo dijo: "Estamos hablando del programa de una persona que se presenta para presidir la Comunidad de Madrid". El recordatorio, pese a la obvio, fue pertinente. No solo porque fuese 14 de agosto; también, sobre todo, porque Díaz Ayuso se estaba comportando como si en lugar de un debate de investidura se tratara de una crispada tertulia política a última hora de la noche, llenando la cita, según la oposición, de "fango".  

En lugar de defender sus planes para la autonomía, y dar explicaciones sobre las sombras de corrupción que planean sobre ella (sus presuntas relaciones con miembros de la 'trama Púnica' y las supuestas irregularidades en la gestión de un crédito), Ayuso echó mano de ETA, de Venezuela, del polémico y espacioso chalet de Pablo Iglesias en la sierra madrileña y de sus propias definiciones del socialismo. Por ejemplo, esta: "El socialismo es el periodo de crisis que pasa entre gobiernos del PP". O esta: "El socialismo siempre iguala a la baja a todos los ciudadanos, redistribuye la pobreza".

El "más traidor"

Una expresión de genuina sorpresa recorrió los rostros de Isabel Serra, de Podemos; Íñigo Errejón, de Más Madrid, y el propio Gabilondo. Si Serra ligaba a la nueva mandataria con sus antecesores, Ayuso contestaba con "la ETA", Hugo Chávez y "el 'casoplón' de Galapagar". Si Errejón le acusaba de pertenecer a un partido que "segrega a los madrileños" con su falta de inversión y reduce a la mitad los fondos para la lucha contra la violencia machista, Ayuso tiraba de más ETA y más Venezuela, junto a un repaso por la trayectoria del líder de Más Madrid, en especial por su salida de Podemos, para concluir: "Usted es el personaje más traidor de la política española".

La izquierda española ha mostrado en estos últimos tiempos su incapacidad para ponerse de acuerdo, sobre todo a nivel estatal, pero aquí compartió el diagnóstico. "Tengo dos hipótesis: una, ustedes necesitan este clima constante de fango para que no se discutan ideas; y dos, siento miedo ante una persona que no puede aguantar un debate de 15 minutos", dijo Errejón. "He pasado bochorno con tantas interpelaciones personales", confesó Gabilondo.