Ir a contenido

SUBVENCIONES OPACAS

Rufián arremete contra la "pseudohistoria" independentista

El diputado de ERC reclama al Govern que deje de financiar al Institut Nova Història por su revisionismo

La entidad, que sostiene que Colón era catalán, fue galardonada por Esquerra en el 2013

El Periódico

Gabriel Rufián, en una imagen de archivo.

Gabriel Rufián, en una imagen de archivo. / ACN

"Ninguna pseudociencia ni ninguna pseudohistoria debería ser financiada con dinero público. Ni el tierraplanismo ni el antivacunismo ni el Institut Nova Història. Ya vale de dar excusas a quienes nos quieren pequeños, ridículos, enfadados y perdiendo". El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha vuelto a discrepar del independentismo políticamente correcto para reclamar a la Generalitat que cierre el grifo de las subvenciones al Institut Nova Història, entidad dirigida por el pseudohistoriador Jordi Bilbeny y conocida por sus teorías revisionistas sobre la historia de Catalunya y por defender, entre otras lindezas, la catalanidad de personajes históricos como Cristóbal Colón, Hernán Cortés, Francisco Pizarro, Miguel de Cervantes, Leonardo da Vinci o Erasmo de Rotterdam, Santa Teresa de Jesús, Miguel Servet o William Shakespeare.

Rufián quiere así marcar distancias a través de Twitter respecto a un instituto cuyo objetivo no es otro que construir un nuevo relato sobre la historia de Catalunya, al considerar que esta ha sido escrita siempre bajo la óptica españolista. Pero al mismo tiempo reniega de una entidad a la que su partido galardonó en el 2013 con el Premi Nacional President Lluís Companys por el "carácter innovador de su investigación y su compromiso con el conocimiento de la historia de Catalunya". Los máximos representantes del colectivo recibieron la distinción de manos de la entonces dirigente de ERC y vicepresidenta del Parlament Anna Simó.

"Gracias" al PSC

También en Twitter, otro excargo de Esquerra, David Minoves, criticó ya el domingo que el Govern continúe subvencionando las "ampliamente cuestionadas tesis historiográficas del Institut Nova Història". Y daba las "gracias" al diputado del PSC Ferran Pedret, que fue el primero en poner a la entidad en el disparadero. Los socialistas han registrado en el Parlament varias preguntas para que el Ejecutivo catalán arroje luz sobre las confusas subvenciones que se han concedido a un colectivo "cuya metodología no respeta los procedimientos ni las técnicas historiográficas".

Pedret reclama saber las subvenciones, las adjudicaciones, los contratos y los convenios desde el 2012, y si la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals ha emitido y producido documentales del instituto. El PSC denuncia también que la entidad dio voz en uno de sus últimos simposios anuales a una representante del nuevo Front Nacional de Catalunya, "un grupúsculo independentista de extrema derecha, supremacista y xenófobo".