03 abr 2020

Ir a contenido

INVESTIDURAS AUTONÓMICAS CON ECOS DE LA ESTATAL

La Rioja, única comunidad a la espera de presidente

La diputada de Podemos reclamaba tres consejerías para apoyar a la candidata socialista

Tras la investidura fallida de Sánchez, en una semana se desbloquearon Navarra, Aragón, Murcia y Madrid

Roger Pascual

La candidata socialista a la Presidencia del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu (tercera por la izquierda), y la diputada de UP por Podemos, Raquel Romero (segunda por la derecha), encabezan los equipos negociadores.

La candidata socialista a la Presidencia del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu (tercera por la izquierda), y la diputada de UP por Podemos, Raquel Romero (segunda por la derecha), encabezan los equipos negociadores. / Raquel Manzanares (EFE)

Tres gobiernos autonómicos estaban pendientes de la investidura de Pedro Sánchez hace una semana: Navarra, Aragón y la Rioja. Esta última es la única que sigue esperando presidente (o, mejor dicho, presidenta) después de que en siete días Podemos y PSOE desbloquearan la elección navarra y aragonesa y Vox, PP y Cs, las de Murcia y Madrid. María Chivite gobierna desde el viernes Navarra, después de que haya sido elegida con la polémica abstención de Bildu, a la que Albert Rivera y Pablo Casado se aferran para negarse a hacer lo propio en otra eventual investidura de Sánchez

Navarra se añade así a los acuerdos que han suscrito socialistas y podemistas desde el 26-M en Aragón, Comunidad Valenciana, Canarias y Baleares y en ciudades como Barcelona. Una capacidad de pacto que se ha enquistado en el Congreso con Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Ambas formaciones no olvidan lo ocurrido en el 2016, cuando la falta de entendimiento dio dos años extra a Mariano Rajoy. La moción de censura parecía abrir un nuevo clima de colaboración entre los dos que vuelve a ponerse en entredicho por unas tensas negociaciones que no solo tienen en vilo el Gobierno del Estado sino también el de La Rioja.

El PSOE y Podemos riojanos retomarán este mes las conversaciones para formar Ejecutivo después de que la podemista Raquel Romero no apoyase a la candidata socialista, Concha Andreu. La única diputada morada reclamaba tres de las ocho consejerías, algo que hasta Iglesias consideró excesivo. "Uno no puede pedir más de lo que los votos le dan", valoró su secretario general.

El límite, una semana antes que en el Congreso

Romero se mostró "segura" de que el "generoso" paso dado por Iglesias al renunciar entrar en el Gabinete de Sánchez repercutiría en lograr también uno en La Rioja. Después de que se frustrara la investidura en el Congreso volvió a establecer paralelismos entre ambas negociaciones. "Hemos dicho en el Parlamento lo que dijimos en el de La Rioja: que para gobernar hace falta negociar", afirmó Romero, advirtiendo de que no se iban a "dejar humillar" y señalando que el objetivo era "un Gobierno de coalición progresista" para su tierra "y para España". El plazo máximo para la investidura en La Rioja vence el 16 de septiembre, una semana antes del límite en el Congreso.