Ir a contenido

COMUNICADO DE LA LENDAKARITZA

El Gobierno vasco reprocha a Otegi la "ostentación" de homenajes a expresos de ETA

El líder aberzale había avisado de que no aceptará una prohibición del "derecho al abrazo"

Agencias

El lendakari, Iñigo Urkullu, en un pleno del Parlamento vasco.

El lendakari, Iñigo Urkullu, en un pleno del Parlamento vasco. / EFE / DAVID AGUILAR

El Gobierno vasco ha pedido este viernes acabar con la "ostentación pública" de los recibimientos a expresos de ETA, "por sensibilidad y respeto al dolor de las víctimas". La Lendakaritza ha respondido así, a través de un comunicado, al coordinador general de EH BilduArnaldo Otegi, quien por la mañana había afirmado: "No estamos dispuestos a que nos digan a quién podemos recibir ni a quién podemos abrazar".

En una entrevista en Radio Euskadi, el líder aberzale dijo que no aceptará un veto al "derecho al abrazo" y avisó: "Hay 250 presos y habrá 250 recibimientos". El Ejecutivo vasco acusó a Otegi de recurrir a "un ejercicio de demagogia de alta intensidad" con sus palabras para justificar los homenajes.

"Ni siquiera se trata del derecho a la libertad de expresión, ni de las capacidades o no legales coercitivas ni de quién es la competencia. No se trata de nada de eso cuando hay jurisprudencia contrastable. ¡Ahora resulta que hablamos del 'derecho al abrazo' y la contraposición de 'sentimientos'!", criticó el Ejecutivo de Íñigo Urkullu. Este ya expresó hace unos días su rechazo a ese tipo de homenajes, tras los actos del pasado fin de semana en Hernani y Oñate, en Guipúzcoa.

En su nota, el Gobierno de Euskadi remarcó que "el problema, por supuesto, no es a quién quiere abrazar cada cual". "El problema es la ostentación pública y política que se hace del 'recibimiento u homenaje' a los expresos y, muy especialmente, su significación para una memoria crítica del pasado, del dolor provocado por el daño injusto causado, y para una pedagogía social de respeto a los derechos humanos como base para la convivencia en nuestra sociedad". "Si este argumento no es suficiente", añade, "debería serlo el daño que se provoca a las víctimas".

El "proceso de convivencia"

Otegi consideró en la entrevista que quienes vuelven a sacar el debate sobre esos recibimientos "son quienes tratan de obstaculizar el proceso de convivencia". Y planteó abordar el asunto de los recibimientos "de manera constructiva" junto con otros asuntos de política penitenciaria, dentro de "un planteamiento integral del tema de la convivencia".