Ir a contenido

PREPARATIVOS DE LA DIADA

'Exconsellers' de ERC renuncian a ir a la manifestación de la ANC el 11-S

Josep Huguet denuncia el clima "anti-ERC" y acusa a la entidad independentista de querer convertir el acto en un "aquelarre contra los traidores"

Paluzie quita hierro e insta a los partidos "saber encajar la crítica legítima"

Roger Pascual

Josep Huguet y Anna Simó.

Josep Huguet y Anna Simó. / RICARD CUGAT / ALBERT BERTRAN

La manifestación que la Assemblea Nacional Catalana organiza cada 11-S con motivo de la Diada amenaza con convertirse en otra escenificación de las tensiones en el independentismo. Los 'exconsellers' de ERC Josep Huguet y Anna Simó ya han anunciado que no acudirán al acto. Huguet califica en Twitter a la dirección de la ANC de "panda de exaltados", denuncia el clima "anti-ERC" y acusa a la entidad de querer convertir la manifestación en un "aquelarre de purificación contra los traidores". "No generalicemos unos tuits de dos personas que no estan en órganos de partidos políticos", le ha asestado Elisenda Paluzie, presidenta de la ANC, sentenciando que no se trataba de excluir a nadie e instando a los políticos a "saber encajar la crítica legítima".

El 'exconseller' Huguet, que recuerda que lleva manifestándose desde los años 70, ha afirmado que solo reconsiderará su decisión si antes del 11-S la ANC pone fin a la "música antipartidos y especialmente anti-ERC". Poco después de este tuit, otra 'exconsellera' republicana, Anna Simó, anunciaba también en Twitter su decisión de no acudir tampoco a la manifestación de la ANC.

La ANC excluye a políticos de la zona VIP

La renuncia de estos exdirigentes se ha dado a conocer coincidiendo con la decisión del secretariado nacional de la ANC de no incluir a políticos en el espacio reservado para invitados.  La entidad de Paluzie argumenta que ha preferido dar protagonismo a la sociedad civil ante las discrepancias estratégicas entre las formaciones independentistas que se han puesto en evidencia en la Diputación de Barcelona (donde JxCat ha pactado con el PSC) o en diversos ayuntamientos. La ANC ha exigido a JxCAT y ERC que "dejen atrás las luchas internas y trabajen por la unidad". De hecho, la manifestación del 11-S se enfocará a la reivindicación de la unidad independentista

"Les puedo llamar para decirles que no estan excluidos, evidentemente", ha comentado Paluzie en rueda de prensa conjunta con Marcel Mauri, vicepresidente de Òmnium, en la que han reivindicado esta unidad de acción a los partidos políticos. Huguet ha negado que su negativa a acudir a la manifestación tenga que ver con la decisión de la ANC. Afirma que "nunca en 10 años he ido a la zona VIP de la 'mani'" y asegura que "el problema es el clima previo que se ha creado con incidentes locales antipartido y especialmente anti-ERC, nunca desautorizados".

"La fiscalización de los dirigentes políticos es absolutamente legítima. Hay que saber encajar la crítica legítima", ha rebatido Paluzie. La presidenta de la ANC ha explicado que las movilizaciones de sus territoriales para reivindicar pactos independentistas han sido "de todo signo, no centradas en ERC". En este sentido ha puesto como ejemplo las convocadas contra el acuerdo de JxCat y PSC en la Diputación. Eso sí, ha reclamado, en referencia a  "algún hecho muy puntual y aislado", que las formas en estas movilizaciones tienen que ser "muy respetuosas". 

"Cuando quieres dirigir un movimiento no violento las formas importan", sentenció Hugue t. En declaraciones a EL PERIÓDICO, el exconseller se mostró crítico con la "deriva errónea" de la actual dirección de  la ANC, señalando que la decisión de no reservar un espacio para políticos era solo la «cereza que corona el pastel» de la «estrategia antipartidos» de la ANC, poniendo como ejemplo la promoció de las candidaturas de Primàries, como la de Jordi Graupera en Barcelona, o los "escraches". 

"No temer a los folloneros" 

Huguet, que dejó claro que hablaba como miembro de esta entidad y de Òmnium, señaló que su tuit lo que pretendía era poder dar «un toque de atención para, tal como esta el patio harimos, hacer una tregua clara».   El ‘exconseller’ reclamó a Paluzie «no tener miedo a las críticas de los folloneros» y tomar medidas para evitar que pueda haber «un clima de malestar». En este sentido puso como ejemplo otras manifestaciones sin pancartas para tener «unos mínimos de tranquilidad interna».

Esta manifestación de la Diada será la primera, desde que los organiza la ANC, en la que los políticos no tendrán un espacio reservado preferente. Sí que estarán en la zona de invitados los representantes del mundo municipal como l'Associació de Municipies per la Independència (AMI) que, como Òmnium, es colaboradora del acto. Joan Marc Jesús, uno de los 77 miembros del secretariado, explicó que el acuerdo se ha tomado "por consenso" tras escuchar las sugerencias de las asambleas territoriales. Desde su cuenta de Twitter, emplaza a dirigentes independentista como Sergi Sabrià, Marta Vilalta, Elsa Artadi o Aurora Madaula a hacerse los selfies con "la gente de a pie" y "escuchar lo que la gente pide", en referencia a la unidad independentista. 

Simó, procesada por el 1-O

Josep Huguet fue 'conseller' de Comerç, Turisme i Consum de la Generalitat de 2004 a 2006, bajo la presidencia de Pasqual Maragall, y de 2006 a 2010 ocupó la cartera de Innovació, Universitats i Empresa, en el Govern de José Montilla. Por su parte Anna Simó fue 'consellera' de Benestar Social i Família de 2003 a 2006 en el gobierno de Pasqual Margall y también fue vicepresidenta primera y secretaria primera del Parlament entre 2012 y 2017.

Como miembro de la Mesa del Parlament que presidía Carme Forcadell, Simó será juzgada en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, junto a otros cinco encausados, por desobediencia, acusada de desoír las órdenes del Tribunal Constitucional que les obligaba a impedir cualquier iniciativa que supusiera desplegar la hoja de ruta unilateral independentista.

ANC y Òmnium reivindican unidad pensando en la sentencia

ANC y Òmnium han querido exhibir una unidad que han reivindicado también a los partidos políticos ante una sentencia que se antoja "condenatoria y dura". "El 11-S tiene que ser el primer hito en el camino de movilizaciones. Que se vea que la represión no hace que abandone la lucha", ha sentenciado Paluzie, reivindicando que la próxima Diada sirva para
"reprender la hoja de ruta que nos permita culminar el objetivo de la autodetermación. Marcel Mauri, vicepresidente de la ANC, ha reclamado que haya una "respuesta institucional, política y ciudadana" unitaria, "no violenta pero a la altura del ataque" que podría ser una condena a los presos soberanistas.