Ir a contenido

DURANTE LA DETENCIÓN DE PUIGDEMONT

Un año y medio de cárcel para dos miembros de los CDR por desórdenes públicos

La sentencia condena a ambos activistas, que son pareja, por desórdenes públicos y absuelve además a uno de ellos del delito de atentado a la autoridad

Los Mossos han detenido a otras siete personas relacionadas con Arran, CDR y Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) por los mismos delitos

Agencias

Manifestantes de los CDR frente al cordón policial de los Mossos.

Manifestantes de los CDR frente al cordón policial de los Mossos. / ALBERT BERTRAN

La Audiencia de Barcelona ha condenado a una pareja de manifestantes a penas de un año y un año y medio de prisión, por participar en los incidentes ocurridos en las protestas de Barcelona por la detención del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Alemania.

La sentencia condena a ambos activistas, que son pareja, por desórdenes públicos y absuelve además a uno de ellos del delito de atentado a la autoridad de que le acusaba la Fiscalía, que en total le pedía seis años de prisión por lanzar una botella contra la línea policial de la manifestación.

Para absolver del delito de atentado, la sala ha valorado que no hay pruebas de que el lanzamiento de la botella de cristal por parte del acusado hacia el furgón policial tuviera el fin de alcanzar a ninguno de los agentes allí presentes ya que no había nadie en la trayectoria de la misma.

Concentración en protesta

Decenas de personas se han concentrado a las puertas de la Audiencia de Barcelona, donde hoy se ha hecho pública la sentencia en apoyo de la pareja de manifestantes, que han asegurado que están "contentos y decepcionados al mismo tiempo" por el fallo, que no les condicionará la vida pero tampoco es una absolución.

El juicio tuvo lugar el pasado 8 de julio en la sección segunda de la Audiencia de Barcelona, donde la Fiscalía acusó a los dos condenados de provocar incidentes en la concentración que los CDR convocaron el 25 de marzo de 2018 en Barcelona, horas después de que la policía alemana detuviera al expresidente Puigdemont por un delito de rebelión por su papel en el proceso unilateral de independencia.

En la concentración, el hombre junto a otros manifestantes lanzó una botella de cristal contra un cordón policial, que si bien no impactó contra ningún agente sí alcanzó a una de las furgonetas de la policía.

Además, colocó en medio de la vía un contenedor de basura junto a su mujer para entorpecer el acceso de los vehículos antidisturbios que se dirigían al lugar para disolver la concentración, según la sentencia. 

Otros siete detenidos

Los Mossos d'Esquadra han detenido este miércoles a otras siete personas relacionadas con colectivos de la izquierda independentista como Arran, CDR y Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC), e investigan a otras tres.

Según ha informado la policía catalana, los arrestos son también por presuntos desórdenes públicos, atentado a agentes de la autoridad, lesiones y coacciones, entre otros delitos.

La operación de Mossos sigue abierta y la investigación policial hace referencia a varios actos ocurridos entre diciembre de 2018 y mayo de este año.