Ir a contenido

por vulnerar la neutralidad informativa

Torra asegura que no pagará la multa de 5.500 euros de la JEC

El árbitro electoral considera que utilizó "imágenes o expresiones identificables" con el mensaje electoral de determinados partidos que concurrieron al 28-A

Fidel Masreal

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra. 

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra.  / ARCHIVO / ACN

Nuevo gesto desafiante del 'president' Quim Torra a pocos meses de la sentencia del Supremo sobre el 1-O. Torra aseguró ayer que no pagará las multas de 3.000 y 2.500 euros que le ha impuesto la Junta Electoral Central (JEC) al considerar que vulneró la neutralidad informativa durante la campaña electoral. La JEC ha impuesto sendas sanciones al presidente de la Generalitat por vulnerar la neutralidad informativa que debe mantener en campaña electoral con varios mensajes institucionales emitidos durante la festividad de Sant Jordi.

"Estas tres multas naturalmente las recurriremos, pero ya avanzo que no pienso pagarlas. La libertad de expresión está en cuestión, seremos consecuentes con el ejercicio de la libertad de expresión", aesguró el jefe del ejecutivo catalán en declaraciones a los medios en el Palau de la Generalitat. Fuentes del Govern apuntaron a que esta decisión, llevada al extremo, puede provocar que la justicia imponga un embargo sobre Torra, pero no provocará que el erario público deba hacerse cago del coste de etas multas.

Propaganda en campaña

En concreto, la JEC sanciona a Torra con 2.500 euros de multa por el envío de correos electrónicos a los funcionarios de la Generalitat utilizando "imágenes o expresiones identificables" con el mensaje electoral de determinados partidos que concurrieron a las elecciones generales y europeas del pasado 28 de abril. Las misivas, en las que Torra felicitaba por Sant Jordi a los funcionarios de la administración y les agradecía que hubieran aguantado el "timón de la nave" en momentos de dificultades, hacían referencias al "nefasto 155" y a los políticos que están "en el exilio o en prisión".

A juicio de la Junta Electoral, Torra, además de vulnerar el artículo 153 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General con estas cartas, se aprovechó de la situación de "superioridad derivada del cargo administrativo que ostenta". Para la JEC, ello vulnera los principios de "transparencia y objetividad" que toda Administración Pública debe mantener durante el proceso electoral y, singularmente, el principio de igualdad entre las formaciones políticas que se presentan a las elecciones.

Argumentos similares emplea la Junta Electoral para multar a Torra con otros 3.000 euros por un mensaje institucional lanzada el día de Sant Jordi y que, a juicio del árbitro electoral, también vulnera la neutralidad informativa que deben mantener las administraciones en las semanas previos a los comicios.
El presidente de la Generalitat emitió ese día, por los canales institucionales, un mensaje en el que pedía la libertad de los presos independentistas y criticaba los "juicios políticos" y la existencia de "presos y exiliados políticos".

"Ese mensaje no es neutro, sino que favorece la versión sobre el proceso separatista propugnada por algunas de las formaciones políticas concurrentes a las elecciones", alerta la JEC, que aunque reconoce que pudiera ser "legítima" su difusión por dichas formaciones no sucede lo mismo cuando lo hace el presidente de la Generalitat "aprovechando su condición de tal" y "utilizando los medios públicos de que dispone".

La multa a Torra llega mientras está pendiente la resolución judicial subre su posible desobediencia en el conflicto de los lazos amarillos en campaña electoral. Una actitud, la de Torra, que generó de nuevo tensiones en el seno del Govern.