Ir a contenido

VARAPALO A EXTERIORES

El TSJC rechaza parar la reapertura de tres delegaciones del Govern en el extranjero

Los magistrados consideran que la solicitud del Ministerio de Exteriores en "extemporánea"

J. G. Albalat

Saludo entre Federica Mogherini y Josep Borell.

Saludo entre Federica Mogherini y Josep Borell. / REUTERS Johanna Geron

El Tribunal Superior de Justícia de CAtalunya (TSJC) ha rechazado la medida cautelar solicitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, a través de la Abogacía del Estado, de suspender provisionalmente el restrablecimiento de las delegaciones de la Generalitat en el Reino Unido (Londres), Alemania (Berlín) y Suiza (Ginebra). 

Los magistrados de la Sección Quinta de la Sala contencioso-administrativo del TSCJ no entran a valorar el fondo de la demanda presentada por Exteriores y solo responden a la petición de medidas cautelares suspensivas, que desestiman "por extemporáneas". Por lo tanto, no entran "en el examen de los hechos y fundamentos"que la motivan.

Mientras el Gobierno español estudia presentar un recurso y detaca que no se ha entrado en el fondo del debate, el 'conseller' d' Acció Exterior, Alfred Bosch, calificó la resolució de "revés jurídico" contra "las obsesiones" del ministro en funciones Josep Borell, a la vez que subrayó que "el Gobierno español no ha cumplido con las debidas formas jurídicas porque había intencionalidad política" 

En septiembre del 2018, el Ministerio de Asuntos Exteriores impugnó ante el TSJC el decreto de la Generalitat del 26 de junio de ese que restablecía las delegaciones de la Administración catalana en Italia, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania y Suiza. Entonces no se pidieron medidas cautelares. No fue hasta el 1 de julio de este año cuando se reclamó  el cierre provisional de dependencias en extranjero, pero no de todas, sino de Alemania, Reino Unido y Francia. De ahí que se considere la petición extemporánea.

Exteriores solicitó la paralización de la actividad de esas delegaciones por "contravenir de forma evidente con su actividad, entre otros, un título competencial y exclusivo del Estado, como son las relaciones internacionales", según publicó en su día EL PERIÓDICO. En el marco del recurso contencioso-administrativo interpuesto en el TSJC, la Abogacía del Estado, en nombre del ministerio, denuncia que la Generalitat persigue "un fin institucional como es la creación de una estructura de Estado, al servicio de un proyecto de transición nacional de carácter secesionista institucional, con grave perjuicio, además, para la política exterior de España". El ministerio de Borell puso el foco en las oficinas de Alemania, Reino Unido y Suiza por su actividad "dañina", al responder a "objetivos del proceso secesionista" de Catalunya. El delegado de la Generalitat en Suiza está imputado por la organización del 1-O.

Centros de propaganda

En este mismo sentido, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, anunció antes de interponer esta demanda en una entrevista en EL PERIÓDICO que llevarían también al TSJC la apertura de delegaciones de Túnez, Buenos Aires y México. A su entender, se ha "constado" que estas oficinas de la Generalitat "sirven para actuar como centros de difusión de la ideología independentista, que son solo instrumentos para promover la tesis del secesionismo y perjudicar la imagen internacional de España (....) Es evidente qaue estas delegaciones no sirven más que para dar trabajo a bastantes 'procesistas' y para servir de centros de agitación y propaganda"