Ir a contenido

NUEVA LÍDER DE CIUTADANS

Los deberes de Lorena Roldán

La nueva líder de Ciutadans recibe el encargo de revertir el desplome que auguran las encuestas con unas filas dañadas por la marcha de Arrimadas y la pérdida de votos en los últimos comicios

Júlia Regué

La senadora de Ciudadanos, Lorena Roldán.

La senadora de Ciudadanos, Lorena Roldán. / Marta Sierra (ACN)

La senadora y portavoz de Ciutadans (Cs) en el Parlament, Lorena Roldán, se convirtió este viernes en la futura candidata de las filas naranjas a la Presidència de la Generalitat. La tarraconense llega a la cima de la cúpula del partido en Catalunya con unas filas dañadas por la marcha de Inés Arrimadas al Congreso de los Diputados, y la mudanza de otros líderes como José María Espejo-Saavedra que se suman a la cascada de dirigentes catalanes con representación en Las Cortes. Su reto será evitar el desplome de un partido que se ha ido deshinchando desde su histórica victoria el 21 de diciembre del 2017 con más de un millón de votos y volver a capitanear el constitucionalismo en una nueva etapa del 'procés', la que se abre después del verano con la sentencia del juicio y una nueva movilización independentista con motivo de la Diada.

La última encuesta del GESOP para EL PERIÓDICO no dibuja una travesía fácil a la nueva dirigente naranja para sostener los 36 escaños actuales: Cs caería de la primera a la cuarta fuerza política en Catalunya, y el PSC se haría con la segunda posición, por detrás de ERC. A los sondeos cabe sumarles los malos resultados cosechados en las elecciones municipales y en las europeas en Catalunya. En las locales, el partido se quedó con un 5,5% del total de los votos (192.185 sufragios) pero no se hizo con ninguna alcaldía pese a haber presentado un centenar de candidaturas más que en los anteriores comicios. En las europeas, se situó como cuarta fuerza con 8,63% de los votos (298.781 papeletas), muy por debajo del 22,14% de apoyo a los socialistas, que se quedaron a la cola de JxCat. En las generales, lograron mantenerse con cinco escaños pero quedaron quintos. 

La mudanza de Arrimadas y las previsiones de un adelanto electoral hicieron que Roldán tuviera muy poco tiempo para asentarse y desplegar sus potencialidades en el atril de la Cámara catalana. Para compensarlo, multiplicó su presencia televisiva en arduas tertulias y puso en práctica técnicas de oratoria muy similares a las de su predecesora. En las filas de Cs la ven como el recambio natural por su parecido: no llega a los cuarenta años, es abogada de profesión y registra una breve trayectoria política. Roldán se afilió a Cs en el 2014 y en el 2015 fue llamada a listas para concurrir a las elecciones europeas pero no fue elegida. Participó después en las municipales y fue edil del Ayuntamiento de Tarragona, desde donde dio el salto al Parlament en pocos meses. Cuatro años después, se hace con el control del partido en Catalunya. 

Su trepidante carrera política la empaña el recuerdo de su participación en la Vía Catalana del 2013 organizada por la ANC Òmnium Cultural, un episodio que no agrada a algunos sectores, que trataron de buscar un candidato que aceptara tratar de hacerle sombra, contraviniendo el dictado de Albert Rivera, que la ungió rápidamente como su favorita y se aseguró un relevo controlado por la dirección nacional. Roldán siempre defendió que fue "presionada" por sus compañeros cuando trabajaba en la administración pública y que nunca ha sido independentista.

Con Vox desaparecido del tablero catalán y un PPC a la baja, su principal competidor en esta nueva etapa será el PSC que, a su vez, ha visto premiada una estrategia de diálogo con los independentistas y se ha beneficiado del 'factor Sánchez'. Roldán ha medido sus ataques a Miquel Iceta y ha centrado, hasta ahora, todos sus dardos contra el Govern. Eso sí, sufrió un resbalón en el hemiciclo esta misma semana cuando acusó al 'president' de la Generalitat, Quim Torra, de "no ser capaz de empatizar ni lo más mínimo" con las personas que sufren de cáncer de mama, cuando su mujer, Carola Miró, padece precisamente esta enfermedad. Fuentes de Cs aseguran que Roldán se disculpó al finalizar el pleno.