06 ago 2020

Ir a contenido

SONDEO ELECTORAL

El PSOE volvería a ganar las autonómicas pero la suma de derechas gobernaría Andalucía

El primer barómetro andaluz tras el cambio de gobierno confirma la estabilidad de la que presumen PP, Cs y Vox

Julia Camacho

Juan Marín (Cs), Juan Manuel Moreno Bonilla ( PP) y Alejandro Hernández (Vox), en el Parlamento regional.

Juan Marín (Cs), Juan Manuel Moreno Bonilla ( PP) y Alejandro Hernández (Vox), en el Parlamento regional. / EL PERIÓDICO

El primer barómetro político realizado desde el cambio histórico de gobierno en Andalucía del pasado 2 de diciembre de 2018 certifica el cambio de ciclo en la región, y que en este caso, la división y la irrupción de la ultraderecha ha beneficiado al bloque conservador. De celebrarse elecciones ahora, el PSOE seguiría siendo la fuerza más votada, con un 30,52% de los votos y 5,75 puntos de ventaja sobre la segunda, el PP, que obtendría el 24,7% de los apoyos. Pero de nuevo, al igual que ocurrió hace siete meses, la suma del bloque de derechas y la ultraderecha permitiría alcanzar la presidencia de la Junta. Desde el PP se muestran satisfechos dado que confirma que “el cambio se consolida y funciona, y los ciudadanos lo están viendo”, según valoró el consejero de Presidencia Elías Bendodo, mientras que el PSOE arremetió contra una encuesta “chapucera” y con una “cocina tremenda”, confeccionada para satisfacer “el ego” de la Junta, según indicó el coordinador de la secretaria general José Fiscal.

El sondeo, difundido este sábado, ha sido elaborado por la Fundación Centro de Estudios Andaluces (Centra), dependiente de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, pero presume de que su metodología está validada por el Colegio Oficial de Ciencias Políticas y Sociología de la región. Según los datos respecto a las últimas elecciones autonómicas, el PSOE mejora sus resultados en estimación de voto, ya que mejoraría en 2,58 puntos. En 2018, logró el 27,94% de los sufragios y 33 diputados. También mejoraría el PP, que rentabiliza la llegada a la Junta y pasaría del 20,75% y 26 escaños al 24,77% de los votos.

Son las únicas formaciones que suman. Cs, con 21 escaños, bajaría del 18,28 al 17,79% de los votos; Adelante Andalucía, con 17 diputados, se queda en 14,02% frente al 16,19%, y Vox, quinta fuerza política con 12 diputados, recogería el 8,12% de los apoyos frente al 10,96% recabado hace medio año. Los datos confirman un cambio de ciclo en la región después de 37 años ininterrumpidos de gobierno socialista. Los socialistas atribuyeron la pérdida de la Junta a una elevada abstención del electorado socialista y de izquierda en general. Y pese a azuzar el miedo ante la llegada de la ultraderecha, los pactos entre PP y Cs con Vox han normalizado la presencia de esta formación ultra en la vida politica de la región, y volvería a ser de nuevo imprescindible para un gobierno de la derecha.

El PP, primero en intención directa de voto

En intención directa de voto, los resultados son sensiblemente diferentes, ya que el PP sería la primera fuerza política, con un 26,3% de los votos y 3,9 puntos de ventaja sobre el PSOE-A, segundo con el 22,4% de los sufragios. El resto de formaciones se mantendrían de la misma manera que ahora, con Cs tercera fuerza y 12,7% de los votos, Adelante Andalucía sería cuarta con el 9,9% de los votos y Vox consolida su presencia en la cámara regional como quinto partido con el 7,2% de los sufragios. Asimismo, la mayoría de los encuestados, 24,4% estiman que la formación conservadora sería la que mejor puede responder a los problemas de la comunidad, a 4,3 puntos del PSOE andaluz.

La encuesta recoge además una valoración de la gestión realizada por el Ejecutivo de PP-Cs. El 35,6% de los encuestados la califica de muy buena (5,5%) o buena (30,1%), mientras que el 15,5% juzga estos meses como malos (11,5%) o muy malos (4%). Respecto a la valoración de los líderes políticos, el mejor valorado es el actual presidente andaluz, el popular Juanma Moreno Bonilla, con 5.19 puntos, seguido del vicepresidente de la Junta y líder de Cs, Juan Marín, que logra un 4.9. La expresidenta y secretaria general del PSOE, Susana Díaz, se queda por debajo con un 4,7. El líder peor valorado es la coordinadora de Podemos, Teresa Rodríguez, con un 4,335, levemente inferior a la obtenida por el presidente del grupo parlamentario de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, que alcanza 4,55 puntos. En este sentido, el 46% de los encuestados creen que Díaz no lo haría mejor que el actual presidente, frente al 26,9% que opina que sería mejor presidenta.

El barómetro constata que el paro es el principal problema de la región, seguido de la sanidad y la educación. Asimismo, y respecto a la valoración de las medidas puestas en marcha por el nuevo gobierno de derechas, la bajada del tramo autonómico del IRPF es la que más respaldo obtiene, seguida de la bonificación del impuesto de sucesiones o la ampliación de la tarifa plana para autónomos.

La encuesta, cuyo trabajo de campo se adjudicó por concurso público a una empresa de Valladolid, se realizó el pasado mes de junio, antes de la aprobación de los presupuestos regionales, y con una muestra de 2.567 personas contactadas vía presencial, telefónica o por web.