Ir a contenido

Indignación por los gestos de Inés Arrimadas en el debate de investidura

La diputada de Cs reaccionaba a unas palabras de Pedro Sánchez en las que este cargaba contra Cs

El Periódico

El gesto de Inés Arrimadas en el Congreso, durante el debate de investidura de Pedro Sánchez. / TWITTER

Inés Arrimadas ha vuelto a ser centro de polémica y blanco de críticas por sus gestos durante la segunda jornada del debate de investidura de Pedro Sánchez. Los gestos de Arrimadas, que se han hecho virales, se produjeron durante la intervención del líder del PSOE que daba réplica al líder de Ciudadanos, Albert Rivera. 

Como se aprecia en el vídeo, Arrimadas señala a Sánchez y le dedica un gesto como invitándole a marcharse. El líder del PSOE estaba en ese momento afeando a Cs sus pactos con Vox y el PP y reprochándo al partido naranja que se haya negado a ejercer la oposición en Catalunya: "La señora Arrimadas ni se presentó al debate de investidura en el Parlament".

Sánchez también aludió a Arrimadas por sus polémicas declaraciones durante el Orgullo LGTBI --llamó fascistas a manifestantes que les increparon por sus pactos con la ultraderecha--. "Para ustedes todos son fascistas: las feministas, los manifestantes del Orgullo, el PSOE. Eso sí, nada de etiquetas a la extrema derecha, como dice la propia Inés Arrimadas. Todos son fascistas, menos la extrema derecha. A mí no me gusta poner etiquetas, pero esta vez sí lo haré. Su etiqueta es reversible, como las chaquetas", dijo Sánchez, provocando entonces los gestos de Arrimadas.

El diputado del PSC en el Congreso José Zaragoza ha sido uno de los primeros en reprochar a Arrimadas su comportamiento. "Confunde el Congreso con el Parlament, y confunde un debate de investidura con montar el pollo en una manifestación", ha señalado Zaragoza a través de Twitter.

También Gabriel Rufián, portavoz de ERC en la Cámara baja, ha hecho un tuit en el que con ironía sugiere a los diputados y a los medios que ya se irán acostumbrando a las maneras de Arrimadas, bien conocidas en el Parlament de Catalunya . 

La diputada socialista por León Andrea Fernández lamenta la "triste imagen" dada por Arrimadas, a la que califica de "altanera".

En Twitter, los usuarios anónimos también critican los gestos de Arrimadas: "prepotente", "arrogante", "montapollos", "debería estar en Vox", "choni", "macarra", "chabacana" o "maleducada" son algunos de los calificativos que dedican a la dirigente de Ciudadanos.