Ir a contenido

NEGOCIACIÓN DE INVESTIDURA

Sánchez ve "imposible" el planteamiento de Iglesias pero seguirá negociando

El candidato socialista agudiza su pesimismo tras el enfrentamiento con el líder de Podemos en el Congreso

Calvo pide "respeto" y sugiere que el PSOE está dispuesto a dar una vicepresidencia a Irene Montero

Juan Ruiz Sierra Gemma Robles

Calvo da a entender que aceptan a Montero como vicepresidenta. / DAVID CASTRO (VÍDEO: EUROPA PRESS)

Pedro Sánchez ha agudizado su pesimismo sobre un pacto con Pablo Iglesias este martes, un día después de que ambos dirigentes se enfrentaran en el Congreso, aireando sus diferencias a la hora de formar Gobierno. Los morados quieren tener una presencia proporcional a sus votos, algo que los socialistas no están dispuestos a conceder. De momento, han ofrecido las carteras de Juventud y Vivienda, como ha avanzado este diario y una vicepresidencia que, según ha sugerido este martes la socialista Carmen Calvo, podría ser para Irene Montero.

Dicha oferta está sobre la mesa de negociación desde el domingo y para los morados es insuficiente. Como confesó el líder de Unidas Podemos desde la tribuna, ellos aspiran a tener capacidad de gestión en materias como Ciencia, Hacienda, Transición Ecológica o Igualdad. El PSOE se niega. Para la vicepresidenta Calvo, el haber confesado todo eso en el hemiciclo rompe la discreción necesaria de las convesaciones y exige respeto y prudencia para poder retomarlas, según explicó a la prensa. Más allá fue el propio aspirante a la investidura quien, desde el atril de oradores y sólo minutos antes de que hablase su número dos, llegó a decir que el "planteamiento" del líder morado es "imposible",  e insistió en reclamar la abstención del PP y Cs.

"Propongo que si no hay acuerdo porque es muy difícil, por no decir imposible, lo que se está planteando por parte de alguna fuerza política, que eche a andar la legislatura y empezamos a resolver las urgencias que tienen los españoles", ha señalado el candidato socialista, en referencia a Podemos, durante su contestación al portavoz de ERC en la Cámara baja, Gabriel Rufián. Después, durante su debate con el diputado del PNV, Aitor Esteban, insistió en que seguirá buscando un Ejecutivo de coalición con los podemistas.

Las negociaciones "no están rotas"

Pese al ambiente negativo de la jornada en que se producirá la primera votación, ambas partes dicen estar dispuestas a seguir negociando. La tarde de este martes, después de que el Congreso rechace previsiblemente la investidura de Sánchez, y toda la jornada del miércoles, un día antes de la votación definitiva en el Congreso, serán claves. "La propuesta que hicimos el domingo por la noche, que no es decorativa porque un Gobierno del PSOE no tiene políticas decorativas, sigue encima de la mesa y no la vamos a abandonar [...]. Nosotros entendemos que en una negociación así no puede haber ni vencedores ni vencidos, que se pueden alcanzar algunas cosas que querías y otras, no", ha apuntado Calvo, reiterando que se seguirá intentado un pacto "con espíritu constructivo" y también con discreción.

"Las negociaciones por nuestra parte no están rotas. Nosotros queremos que haya acuerdo", ha explicado en la Ser el responsable de Acción de Gobierno y Acción Institucional de Podemos, Pablo Echenique, principal negociador de los morados. Echenique espera que Calvo se ponga en contacto con ellos durante las próximas horas.   

Hay "esperanza"

"No pierdo la esperanza", ha señalado el propio Sánchez durante su última intervención en el debate, en la que ha vuelto a pedir la abstención de la derecha, un mensaje que molesta a Iglesias, que interpreta que el candidato socialista muestra así sus escasa voluntad de acuerdo. El presidente en funciones ha apelado a la "responsabilidad" del PP, a Cs para que "deje a un lado su sectarismo" y a la "generosidad" de Podemos.

Justo antes, la portavoz parlamentaria del PSOE ha pedido a Iglesias que "respete" al PSOE. "Sería un error histórico no conformar un Gobierno progresista. Hay millones de españoles que no pueden esperar. Y eso, señor Iglesias, está mucho más allá de intereses partidistas. Tenemos la base para encontrarnos y podemos hacerlo", ha explicado Lastra, en referencia al frustrado acuerdo para los Presupuestos de este año, que no salieron adelante debido al voto en contra de la derecha y el independentismo catalán, forzando así el adelanto electoral. "Respeten a este centenario partido. Ustedes no son la prueba del algodón de mi partido", ha añadido.