11 jul 2020

Ir a contenido

JxCat mantendrá el 'no' a Sánchez salvo que cambie su discurso

El pacto del PSOE con Podemos no sería condición suficiente tras el duro ataque del candidato a Borrás

Decepción en el ala moderada del PDECat por la falta de opciones para una abstención

Fidel Masreal

JxCat dice tener 155 razones para votar ’no’ a Sánchez. / DAVID CASTRO (VÍDEO: EFE)

Junts per Catalunya mantendrá el no a la investidura de Pedro Sánchez este jueves. Un eventual pacto de Gobierno de coalición del PSOE con Podemos no será suficiente para hacer virar la posición de rechazo frontal por parte de JxCat. Sólo un cambio radical del discurso de Sánchez en la sesión de mañana podría hacer variar un 'no' que genera decepción e impotencia al sector más pactista de los posconvergentes, que confiaba en poder alcanzar una abstención pero que tras la invectiva del candidato a la diputada Laura Borràs han visto como se cerraban los márgenes al entendimiento.

En efecto, el debate entre Borràs y Sánchez ayer fue áspero. Hablaron en tonos distintos y no hicieron esfuerzo alguno por disimular su falta de sintonía. La portavoz independentista le acusó de falta de credibilidad en sus ofertas de diálogo y lo describió como un líder prepotente que en su etapa de Gobierno ha incrementado la "represión" a Catalunya. Espoleada por el 'no' que han reivindicado desde el primer minuto el 'president' Torra, que ha aplaudido el 'expresident' Puigdemont y han espoleado varios diputados de JxCat en el Parlament, los más cercanos a Puigdemont, Borràs trazó un discurso en el que cuestionó la democracia española. Llegó a proponer "un curso acelerado de derechos democráticos. Dijo disponer de "155 razones" para votar en contra de Sánchez.

A eso se añadió el tuit del 'president' Torra, reafirmándose en el "lo volveremos a hacer", que respondía a las palabras de Sánchez criticando este tipo de amenazas. Con estos mimbres, y tras haber tenido un debate de guante blanco con ERC, el candidato socialista, conocedor desde el lunes del 'no' de JxCat, arrinconó a Borrás en la "antipolítica" y dijo que su posición es "inútil" desde el punto de vista parlamentario. Sánchez aseguró que JxCat está "peleada con la realidad" y echó en falta a la antigua CiU. El candidato se mostró abierto al diálogo "cuando [JxCat] salga del laberinto en el que se ha metido desde hace años, llenos de falsedades, mentiras y de victimización que no tiene que ver con la realidad".

Borrás mantuvo el pulso. Sostuvo que Sánchez no se ha mostrado "mucho más útil" para resolver el conflicto catalán, reivindicó la unialteralidad y concluyó: "El problema de Catalunya se llama Estado español". Todo ello en un intercambio en el que el programa económico y social del candidato estuvo prácticamente ausente. Tras este intercambio, fuentes de JxCat daban por casi asegurado el 'no' a Sánchez también en la segunda votación. De este modo se producirá probablemente una nueva discrepancia con la posición pactista de ERC. "Pero no afectará a la relacion entre nosotros y Esquerra porque ya no queda nada por romper, el Govern durará lo que quiera Torra", concluyen fuentes de JxCat.