Ir a contenido

Anécdotas y curiosidades de las investiduras

Felipe González tiene el récord de ser elegido presidente con más votos y José Luis Rodríguez Zapatero, el que menos votos tuvo

Berta López

Rajoy, Rodríguez Zapatero, Aznar y González, en 40º aniversario de la Constitución.

Rajoy, Rodríguez Zapatero, Aznar y González, en 40º aniversario de la Constitución. / AFP / ÓSCAR DEL POZO

Investiduras fallidas, segundas vueltas, cuestiones de confianza, diputados suspendidos, el fin del bipartidismo y la llegada del pentapartidismo dividido en dos bloques. Este es un repaso a los momentos clave de las investiduras más sonadas de nuestra democracia.  

[Siga el debate de investidura de Pedro Sánchez, en directo]

"El chicle de MacGyver"

"Usted es el chicle de MacGyver del régimen y vale usted para todo", le espetó Pablo Iglesias al líder de Ciudadanos, Albert Rivera en el 2016 durante el debate de investidura del entonces candidato Mariano Rajoy. La sentencia, hizo regresar a muchos internautas -y también a algunos parlamentarios- a los años ochenta. Iglesias recordó la mítica y exitosa serie de Lee David Zlotoff, donde el protagonista utilizaba cualquier artilugio para superar los obstáculos que se encontraba por el camino, entre ellos, el chicle. El líder de Unidas Podemos se refirió a Rivera como “el chicle de MacGyver”, a modo de crítica, por haber pactado primero con el PSOE de Pedro Sánchez y después investir al popular Mariano Rajoy.

Fraude electoral

La investidura de la tercera legislatura del socialista Felipe González (año 1989) se llevó a cabo a pesar de la ausencia de los diputados de MurciaPontevedra Melilla. El Tribunal Constitucional declaró nulos los resultados de las elecciones en estas tres circunscripciones, debido a la cantidad de irregularidades detectadas. Así, se rebajó la mayoría absoluta de 175 a 167 escaños, lo que permitió a González erigirse como presidente por tercera vez consecutiva. Tras repetirse las elecciones, en 1990, el candidato socialista sí que alcanzó la mayoría absoluta con 176 votos, tras someterse a una cuestión de confianza.

La primera mayoría simple

La primera vez que se tuvo que celebrar una segunda vuelta de votaciones para elegir al presidente del Gobierno fue en el 2008. En el primer debate, el candidato socialista José Luis Rodríguez Zapatero no logró la mayoría absoluta para ser elegido presidente en la primera vuelta. Tampoco en la segunda ronda consiguió llegar a los 176 apoyos, pero pudo ser investido presidente al contar con más votos afirmativos que negativos. Zapatero fue, en el 2008, el presidente que ha logrado el cargo con menos apoyos, 169.

En el 2016, Rajoy también fue investido en segunda vuelta, pero con un voto más que Zapatero, 170. Por otro lado, el candidato que se ha erigido presidente con más votos a favor fue Felipe González (207) en su primer mandato en 1982. José María Aznar le sigue de cerca, en su segundo mandato en el año 2000 se convirtió en presidente con 202 síes.

González y Guerra saludan desde el balcón del hotel Palace de Madrid tras la histórica victoria electoral del 28 de octubre de 1982. / EFE

Parlamento multicolor y mayorías imposibles

La única vez en la historia de la democracia española que se han tenido que repetir elecciones porque ningún candidato recibió suficientes apoyos en la sesión de investidura fue en el 2015. La irrupción de nuevos partidos, hizo que el Partido Popular a pesar de revalidar la victoria conseguida en el 2011, se quedara lejos de la mayoría absoluta y perdiera 63 de los 186 diputados que había conseguido cuatro años atrás, quedándose con solo 123 escaños, lejos de los 176 que forman la mayoría.

Después de las negociaciones, Rajoy declinó presentarse como candidato a la presidencia del Gobierno y finalmente fue el socialista Pedro Sánchez, quien, con el apoyo de Ciudadanos fue propuesto por el monarca. Con 130 votos a favor en la primera ronda y 131 en la segunda, se quedó a años luz de los 176 que conforman la mayoría. El Gobierno de Rajoy se mantuvo en funciones hasta octubre del año siguiente, cuando se constituyó el nuevo Gobierno, también liderado por el líder popular.

El candidato más votado

La única vez que un candidato de una lista que no había sido la más votada se ha sometido a un debate de investidura fue en el 2016 tras las elecciones de diciembre del 2015. Mariano Rajoy, consciente de que no contaba con los suficientes apoyos para ser investido presidente rechazó presentarse al debate de investidura y finalmente fue Pedro Sánchez quien se postuló para el cargo. Lo hizo con un acuerdo con Ciudadanos, lo que le valió el voto negativo del resto de formaciones excepto Nueva Canarias. En la segunda vuelta, el voto afirmativo de Coalición Canaria tampoco le fue suficiente para convertirse en presidente y se quedó en 219 votos en contra y solo 131 votos a favor

PP y PSOE nunca se han votado

El PSOE no ha facilitado nunca a la investidura de un candidato del PP. Ni el PP ha facilitado la de uno del PSOE. Los dos partidos mayoritarios nunca han votado a favor de un candidato del otro y hasta el 2016, ni siquiera se habían abstenido para facilitar la investidura de un candidato. Lo cierto también es que hasta estos últimos años nunca ha sido necesario. De hecho, hasta el 2015, se habían ganado más elecciones con mayoría absoluta (5) que sin ella (4), por lo que no hacía falta ni negociar, ni suplicar abstenciones.

El 2016 fue el año más turbulento electoralmente hablando de la historia de la democracia española. La exepcionalidad del Gobierno, llevó al PSOE a abstenerse para facilitar la investidura de Mariano Rajoy, tras una repetición electoral y un primer debate de investudura fallido. Medio año después, Rajoy tuvo que afrontar una moción de censura -que fracasó- propuesta por el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias y un año más tarde fue finalmente expulsado debido a una segunda moción de censura, que dio la Presidencia al socialista Pedro Sánchez.