Ir a contenido

Debate interno en el PDECat sobre su política de alianzas

El consejo nacional de la formación posconvergente analiza también el voto en la investidura de Sánchez

El partido abre una reflexión interna sobre su futuro hasta el 20 de septiembre

Fidel Masreal

El PDECat se da hasta el 20 de septiembre para decidir su futuro. En el vídeo, declaraciones de David Bonvehí. / LAURA GUERRERO (VÍDEO: EFE)

La presencia o no de un relator que diera fe del contenido de las negociaciones fue uno de los principales escollos del tímido inicio de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno a finales del pasado año. Ahora la posconvergencia, el PDECat, recupera esta figura para que ordene el proceso de debate interno que ha decidido abrir hasta el 20 de septiembre para decidir como se reorganiza, a la vista de la evidente guerra interna entre sectores (moderados y radicales, entre otros núcleos) y entre organizaciónes (PDECat, Junts per Catalunya, la Crida, el Consell per la República) que sacude el espacio de la antigua Convergencia.

El consejo nacional del PDECat reprodujo ayer, a pequeña escala y sin excesivos decibelios, la desunión que afecta a una organización azotada por un declive electoral notable y por un conflicto abierto y personalizado entre unos y otros en el seno de la organización. Según fuentes conocedoras de la reunión, los más partidarios de la vía rupturista frente al Estado y que reivindican mantener el rechazo a los partidos "del 155" levantaron la voz de nuevo en la reunión, pocos días después del polémico pacto con el PSC para gobernar la Diputación de Barcelona. También hubo alguna intervención reclamando el 'no' a Pedro Sánchez en el debte de investidura de la próxiima semana en el Congreso.

Las cartas están sobre la mesa, en el seno del partido, por lo que a estas intervenciones se sucedieron otras, como las de Ferran Bel, secretario de organización, y otros dirigentes territoriales, en defensa de la necesidad de hacer política. Es conocida la posicion de Bel en favor de la vía posibilista en la política de alianzas.

En su breve intervención, abierta a los medios de comunicación, el presidente  del partido, David Bonvehí, asumió que en el PDECat hay "matices" sobre el pacto con el PSC en la Diputación de Barcelona si bien informó de que se había avalado la decisión de forma mayoritaria. Una decisión que defendió -tras haber asegurado que la apuesta estratégica es la de los acuerdos con ERC- con el argumento de que la institución "no podía quedar en manos de los unionistas, por esto JxCat tomó la iniciativa y ha intentado llegar a acuerdos con otras fuerzas. Es verdad que hemos llegado a un acuerdo con el PSC, no hay más que las ganas de gobernar, de gestionar correctamente".

Reflexión interna

Bonvehí describió la apertura de un debate interno sobre el futuro del partido. "Intentaremos que un relator propuesto por las instancias territoriales garanticen que el proceso se hace correctamente", explicó. El objetivo es definir la evolución del PDECat, incluida la voluntad de Bonvehí de que afloren nuevos liderazgos.