Ir a contenido

Iglesias logra el apoyo de sus bases para exigir un ministerio

El 70% de los votantes piden que se de una negociación con el PSOE "sin vetos"

Los morados podrían abstenerse en la investidura para no votar con la derecha

Miguel Ángel Rodríguez

Las bases de Podemos votan por un Gobierno de coalición. En la foto, Pablo Iglesias e Irene Montero. / PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP (VÍDEO: EUROPA PRESS)

Espaldarazo para Pablo Iglesias y nuevo obstáculo para avanzar en las negociaciones. El 70% de los militantes que participaron en la consulta planteada por Podemos optaron por condicionar el voto favorable de los morados en la investidura de Pedro Sánchez a la existencia de un acuerdo que comprenda un gobierno de coalición integral sin vetos. Con el respaldo de su bases, Iglesias podrá mantener su exigencia de entrar en el próximo Ejecutivo y hará frente al veto que le impuso el dirigente socialista.

Los más de 138.000 inscritos que respondieron a la pregunta -una participación solo superada por las 188.000 personas que opinaron sobre la polémica compra del chalet en Galapagar- marcaron el rumbo que, de no haber cambios, seguirán los diputados de Podemos y sus confluencias en las votaciones del martes jueves próximos: no facilitar la permanencia de Sánchez en la Moncloa.

Sin embargo, el planteamiento de la consulta no permite dar por hecho que los morados se vayan a inclinarán por el 'no' a Sánchez en la investidura. La abstención podría ser una opción que les evitaría tener que votar junto a PPCs Vox y, a la vez, ofrecer un gesto de buena voluntad a los socialistas. Siempre que la aritmética parlamentaria no haga de ese voto en blanco la llave para cuatro años más de gobierno del PSOE en solitario.

Vetar a Unidas Podemos

La exigencia de un pacto sin vetos podría desembocar en otro bloqueo de las conversaciones. Con el 'no' de Sánchez a integrar a Iglesias en el Consejo de Ministros, el líder podemista podrá esgrimir la consulta, de carácter vinculante, para negar su apoyo al presidente del gobierno en funciones hasta que no levante las restricciones.

En este sentido, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, señaló que "vetar a Pablo Iglesias" supone "vetar a Unidas Podemos, a todos sus dirigentes y a sus 3,7 millones de votantes".

Igual de contundente se mostró la 'número dos' del partido, Irene Montero, que exigió la "rectificación" de Sánchez tras reprochar a Iglesias no haber defendido la democracia española: "No todo vale, y menos entre fuerzas políticas que aspiran a gobernar juntas". No obstante, fuentes moradas reconocen que la oferta lanzada por el presidente en funciones en laSexta supone un "cambio" respecto a la dinámica de las últimas semanas.