Ir a contenido

Negociación estancada

Podemos rechaza el último gesto de Sánchez e insiste en la coalición

"En nuestro partido todos somos independientes del Ibex35", contesta Montero

El Gobierno acusa a Iglesias de no hacer "movimiento alguno" para sellar un pacto

Miguel Ángel Rodríguez Juan Ruiz Sierra

La protavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Irene Montero

La protavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Irene Montero / DAVID CASTRO

Podemos rechazó este viernes sin medias tintas la última oferta de Pedro Sánchez para llegar a un acuerdo que garantice la investidura del líder socialista a finales de julio. Después de que el presidente en funciones abriera la puerta a la entrada en el Consejo de Ministros de "independientes de reconocido prestigio" que fueran cercanos a los morados, una propuesta que ya habían lanzado antes otros dirigentes socialistas, Irene Montero fue contundente. Quienes son de verdad "independientes", sostuvo, son los integrantes del partido de Pablo Iglesias, a diferencia de los del PSOE. Para el Gobierno, fue una muestra más de la falta de "movimientos" de Podemos para alcanzar un pacto.

"En Unidas Podemos todos somos independientes de las grandes eléctricas, para poder bajar el precio de la luz; de los fondos buitre, para el precio del alquiler; de la CEOE, para promover el empleo estable. En Podemos todos somos independientes del Ibex35. Eso puede complementar bien al PSOE", señaló la número dos de los morados, sugiriendo que los socialistas están tutelados por los grandes poderes económicos.

Sin avances

A escasos días de la reunión que mantendrán Sánchez e Iglesias el próximo martes en el Congreso, las negociaciones para la investidura no avanzan. Los morados insisten en la coalición como única vía para que haya acuerdo, rechazando tanto la entrada de independientes en el Consejo de Ministros como la posibilidad de que miembros de Podemos ocupen cargos intermedios en el futuro Ejecutivo. Para Montero, el líder socialista, en realidad, busca una "investidura fallida para presionar al PP y a Cs" para que se abstengan, algo que a su juicio no va a ocurrir.

El Gobierno negó esta tesis poco después, argumentando que mientras Sánchez ha ido variando sus posiciones en aras del acuerdo, al dejar atrás su objetivo de lograr un Ejecutivo monocolor, Iglesias sigue donde estaba. "Podemos no ha hecho movimiento alguno para poder acercarse. Vamos a ver si es posible que también haga su parte", señaló la portavoz, Isabel Celaá, quien también avaló la posibilidad de que ERC, el PDECat o Bildu se acaben absteniendo, algo indispensable para lograr la investidura, siempre que los morados voten a favor, si Pablo Casado y Albert Rivera se mantienen, como aseguran, en el 'no'. "Nadie ha dicho que una abstención de ERC sea depender de los independentistas", explicó Celaá.