Ir a contenido

ENTREVISTA CON EL PORTAVOZ DE EN COMÚ PODEM EN EL CONGRESO

Jaume Asens: "Pedro Sánchez va de farol"

"Que se planteen otras elecciones sería una temeridad. Es un juego táctico. Al final el PSOE se sentará a negociar"

"Siempre he tenido más simpatía con ERC que con el PSC en Barcelona. Hubiera preferido un tripartito"

Roger Pascual

Entrevista a Jaume Asens. / JOAN CORTADELLAS

Jaume Asens (Barcelona, 1972), líder de los 'comuns' en el Congreso, confía en que Pedro Sánchez cederá ante Podemos en su pulso por la investidura.

¿Entiende que Pedro Sánchez vaya a la investidura sin tener atados los apoyos?

No, me parece una gran irresponsabilidad.

El presidente en funciones amenaza con una repetición electoral. ¿Es un farol o cree que va en serio?

Pedro Sánchez va de farol. Es para presionarnos para que cambiemos de posición, un mero juego táctico y al final se sentará a negociar con nosotros. Se tendrían que acabar el tacticismo y las partidas de póquer y hablar seriamente más a través de las mesa de negociación que desde los medios. Que se planteara ir a otras elecciones sería una gran temeridad, una irreponsabilidad política. El voto del miedo a Vox quizás no tendría ese peso y solo con que el bloque de derechas se recompusiera de otra forma y la izquierda no se movilizara es muy factible que se perdiera el Gobierno.

¿Han aprendido PSOE, Podemos y las confluencias del error del 2016?

Yo creo que sí. Todos somos políticos más experimentados y con mayor sentido de responsabilidad. Nosotros hemos demostrado sentido de Estado, como cuando aceptamos ir la moción de censura aunque iba en contra de nuestros intereses electorales. Ese acto de generosidad que parece que el PSOE lo ha olvidado.

¿De dónde sale la propuesta de 25 puntos que le hicieron a Sánchez, cuando Pablo Iglesias y Podemos dice que tiene que ser el PSOE quien haga ofertas? 

El PSOE es quien tendría que tener una posición más proactiva. Nosotros esperamos un tiempo prudencial a una propuesta concreta porque no queríamos contribuir al ruido. Pero finalmente el lunes hicimos estas 25 propuestas de mínimos, que salen de estudiar su programa, ver las medidas que han defendido en el pasado y en las que nos pusimos de acuerdo en el pacto de prespuestos que el PSOE incumplió. Era una forma de tomar la iniciativa. Cuando no te vienen a buscar, vas tú a buscar al otro.

¿Entiende que el líder de Podemos insista con el Gobierno de coalición cuando el PSOE ya le ha dicho que se olvide? 

Es la obligación de Iglesias y nuestra cumplir con nuestro compromiso: que nuestra única condición sería entrar en un gobierno de coalición. Si no estamos en el Gobierno un acuerdo con Sánchez puede ser papel mojado. Hay dos Sánchez: el valiente de 'Salvados', que se libera de presiones económicas y mediáticas y que quiere entenderse con nosotros; pero también el que mira a su derecha. Queremos garantías de que pactamos con el primero. Que no quiera gobernar con nosotros es señal de que no quiere emanciparse de esos poderes económicos. Cs sí que parece que se ha emancipado y hace primar ya sus intereses de partido. ¿A qué le tiene miedo Sánchez?

¿Qué ve más posible? ¿Que Sánchez acepte ministros morados o que Iglesias rebaje sus exigencias?

Lo primero. Porque dos días antes de las elecciones Sánchez decía que no tenía problema con gobernar con nosotros. Tendrá que dar una explicación de por qué ahora sí. Primero dijeron que el problema era Iglesias, luego que no querían darnos ministerios, sino cargos de 'sotto governo'. Y ahora ponen como pretexto Catalunya, diciendo que les da miedo las discrepencias con ese tema, cuando ellos han tenido similares con el PSC. No nos pueden pedir que renunciemos a algo que ellos han defendido, tanto el PSOE en Suresnes como el propio PSC, que lo llevaba en el programa. 

Manuel Valls dio los votos gratis a Colau. ¿Estarían dispuestos a hacer lo mismo?

No, porque el compromiso con nuestros votantes era no dar un cheque en blanco a Sánchez. Nos preocupa que de sus 110 propuestas electorales no hubiera ni una sobre Catalunya. Era una pista de aterrizaje para un pacto con Cs, que hasta ahora han buscado. Solo hay dos opciones: o Cs cambia de opinión  o el PSOE tiene que llegar a un acuerdo con nosotros. El PSOE tiene que decidir.

¿Como marcará el acuerdo de Barcelona el futuro de los 'comuns'?

Seguiremos con la misma hoja de ruta. Tenemos que volver a los tripartitos y superar los vetos. No renunciamos a que ERC forme parte de este gobierno municipal, esperemos que esté haciendo un giro hacia nuestras posiciones. 

¿Leen en esta línea que Roger Torrente defienda la ley de la claridad?

Es una buena noticia. Nosotros nos queremos entender con esta ERC pragmática, que deja atrás a la de las 155 monedas, a la que empujó a Carles Puigdemont a la DUI. Celebramos que vuelvan a casa y copien una propuesta que llevamos años defendiendo. Somos prudentes porque han defendido posiciones antagónicas en muy poco tiempo. A ver dónde están mañana.

¿Hubiera preferido usted un pacto con ERC en Barcelona?

Yo siempre he tenido más simpatías con lo que representa ERC, o representaba, que con el PSC. Mucha gente lo sabe. Hubiera preferido un acuerdo con los dos, un tripartito.

¿Teme un alejamiento entre 'comuns' y ERC por este episodio?

Ha habido un alejamiento, sobre todo con los años de oposición férrea de ERC en Barcelona. Han dicho que querían entenderse con nosotros pero votaron contra nuestro acuerdo de presupuestos con el PSOE en Madrid y los del ayuntamiento. La ERC de ahora no es la de Josep Lluís Carod-Rovira, la de Alfred Bosch no es la de Joan Tardà, nosotros queremos entendernos con la ERC de Tardà. Ha habido un alejamiento y cosas que no han ayudado, como lo de Elisenda Alamany. Si quieres entenderte con un espacio debes respetarlo. Muchos 'comuns' lo vieron como una agresión. Le dijimos a ERC 'si hacéis esto se romperán cosas, se romperán confianzas'. Y les dio igual. Eso enfría relaciones. Pero estoy de acuerdo con Xavier Domènech y Tardà en que estamos condenados a entendernos.