Ir a contenido

CORRUPCIÓN EN CATALUNYA

Una imputada por el 3% dice que donó a la fundación de Convergència, pero también a las de PP y PSOE

La Fundación ACS justifica con el cambio climático su contribución a partidos políticos

Otra de las entidades sostiene que pagaron a Catdem para apoyar a Mas frente al tripartito

Á. Vázquez / J. G. Albalat

Registro en la antigua sede de CDC en Barcelona, el 21 de octubre del 2015.

Registro en la antigua sede de CDC en Barcelona, el 21 de octubre del 2015. / JULIO CARBÓ

El director de la Fundación ACS, José Mayor Oreja, hermano del exministro del Interior durante los gobiernos de José María Aznar, aseguró este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que las donaciones que realizó a Catdem, vinculada a CDC, se produjo por su preocupación por el cambio climático y en defensa del medio ambiente, informaron a este diario fuentes jurídicas.

El magistrado le preguntó entonces si esa contribución se repetía con otras fundaciones de otros partidos y Mayor Oreja respondió que la fundación ACS también había hecho donaciones a FAES, cercana al PP, y a la Fundación Pablo Iglesias, al PSOE. Su explicación versó en relación con el medio ambiente. 

La fundación ACS es una de las 15 empresas recientemente imputadas por el magistrado en el 'caso 3%' al igual que Tec Cuatro, que dijo ser una empresa familiar y justificó su contribución a Catdem con su preocupación por la situación que se vivía en Catalunya con el gobierno del tripartito. De ahí que se decidieran a apoyar el proyecto del que luego sería presidente de la Generalitat, Artur Mas.  

Por su parte la representación legal de la empresa Urbaser, otrora filial de ACS y adjudicataria de distintos contratos públicos en Catalunya, se desmarcó este jueves ante el juez de las donaciones que se investiga si sirvieron para financiar irregularmente a Convergència Democrática de Catalunya a través de fundaciones.

Durante el interrogatorio, el magistrado y la Fiscalía Anticorrupción han puesto el foco en las donaciones de la empresa a Fundación ACS, entidad que a su vez, realizó donaciones a la fundación Catdem, vinculada a CDC, en las mismas fechas en que se produjo una adjudicación a Urbaser en la localidad catalana de Olot.

Desvinculada de la fundación

El representante de la empresa ha incidido en primer lugar que, pese a ser filial de la constructora hasta su venta a un fondo de inversión en 2016, Urbaser no tenía ninguna vinculación con la Fundación ACS y ha negado taxativamente que cualquier aportación se hiciese con vistas a que el dinero acabase después en Catdem.

Asimismo, se ha desmarcado de las reuniones que su entonces jefe de Servicios en Catalunya, Jordi Duran, mantuvo en abril de 2011 con miembros de Convergencia como los tesoreros Andreu Viloca y Daniel Osácar, pues según ha afirmado, si aquellos encuentros se produjeron no fueron en ningún caso en el desempeño de sus funciones, de acuerdo a las fuentes consultadas

Respecto al contrato en concreto de Olot, que se adjudicó cuando el consistorio estaba gobernado por CDC aunque cuando se produjeron las reuniones entre Durán y Viloca ya regía el PSC, el representante de Urbaser ha explicado que fue impugnado por FCC y su reclamación se aceptó parcialmente por el pleno del Consistorio, de modo que se revisó la puntuación técnica que se había dado a su oferta, informa Europa Press. No obstante, finalmente fue Urbaser la adjudicataria por proponer condiciones económicas más ventajosas.

Los investigadores sospechan que las presuntas irregularidades no se producían en los procedimientos de concurso, sino en un momento posterior, cuando una vez tramitados los expedientes se decantaba la adjudicación por pactos alcanzados entre donantes y Convergencia.