Ir a contenido

exhumación del valle de los caídos

España se quejará al Vaticano por la "injerencia" del Nuncio sobre Franco

Fratini afirmó que el Gobierno español pretende "resucitar" al dictador

El Periódico / Agencias

La vicepresidenta, Carmen Calvo, tras un Consejo de Ministros. 

La vicepresidenta, Carmen Calvo, tras un Consejo de Ministros.  / DAVID CASTRO

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado que el Gobierno va a enviar a lo largo de este lunes 1 de julio una queja formal al Vaticano por la "injerencia" del Nuncio del Vaticano, Renzo Fratini, al afirmar que el Ejecutivo español pretende "resucitar a Franco" con su exhumación.

En una entrevista en la Cadena Ser, Calvo ha calificado las declaraciones del Nuncio a Europa Press de "improcedentes e inaceptables" en el "fondo y en la forma" porque, según ha explicado, un embajador de la Santa Sede "no tiene que entrar en los asuntos internos de un Estado" y en un tema "tan importante como es exhumar los restos de un dictador".

"Tiene que estar en las reglas de comportamiento diplomáticas. Estas declaraciones no me han extrañado, ya he tenido alguna conversación difícil con el Nuncio. Va a tener una respuesta contundente por parte del Estado español", ha avisado la 'número dos' del Ejecutivo, que ha indicado que no se ha puesto en contacto con Fratini después de leer la entrevista.

"Va a haber una queja formal al Estado del Vaticano. Va a recibir una queja por una injerencia de esta naturaleza, por las formas en que se ha producido y los contenidos impropios de cualquier legación diplomática que (al Vaticano) le afecta muy directamente porque los restos de Franco están en una Basílica", ha subrayado Calvo, que ha insistido en que "es improcedente e inaceptable".

Obstaculizar la exhumación

La vicepresidenta ha subrayado que la Santa Sede no puede "obstaculizar" la exhumación de los restos de Franco. "Espero que el Vaticano de alguna manera ponga las cosas en su sitio", ha señalado en relación con las declaraciones de Fratini, del que ha indicado que "no debe tener otra posición más allá de las instrucciones de su Estado de no obstaculizar".

Preguntada por las dudas sobre que finalmente los restos de Franco salgan del Valle de los Caídos, la vicepresidenta ha señalado que "hay que mantenerse a la expectativa respetuosa" de lo que ordene el Tribunal Supremo y ha señalado que el Gobierno lo que quiere es ejecutar una ley, que no ha tenido ningún voto en contra.

"No estamos delante de ninguna circunstancia que no sea lo que corresponda a una sociedad democrática. Después de 40 años de democracia, el dictador no puede estar en un lugar público, donde le puedan rendir honores", ha insistido.