Ir a contenido

David Bonvehí apuesta por un JxCat "parecida a la CDC de los primeros años"

El presidente del PDeCAT admite en una entrevista en el 'Ara' que el partido ha quedado "un poco desdibujado" ideológicamente

Acn / Barcelona

El presidente del PDECat, David Bonvehí

El presidente del PDECat, David Bonvehí / JOAN CORTADELLAS

El presidente del PDeCATDavid Bonvehí, apostó por que JxCat sea bastante similar a la CDC de los primeros años "que iba desde el centro izquierda hasta el centro derecha". En una entrevista en el diario 'Ara', Bonvehí ha defendido que también se deben sentir identificadas las personas de centro o centroliberales, "vulgarmente dicho de centro". De hecho, admite que en los últimos años, a nivel ideológico, el partido ha quedado "un poco desdibujado" porque se ha fijado "solo" en el eje nacional. "Hay gente a la que hemos decepcionado porque no hemos defendido las posturas que siempre había defendido Convergència", ha añadido. En este contexto, ha reivindicado que su partido está más en el centro que ERC.

[El rompecabezas de la posconvergencia]

Bonvehí asegura que su formación ha perdido la condición de partido de referencia de la centralidad soberanista. Y para recuperar ese rol en la política catalana, el presidente del PDeCAT apuesta por la "marca y la filosofía de JxCat" pero añade que "esto no quiere decir que JxCat no tenga nada que ver con lo que ha sido tradicionalmente el PDeCAT o el que era Convergència".

Asegura que le gustaría "no perder a nadie por el camino" y pone como requisito para que JxCat funcione que "todo el PDeCAT se sienta cómodo". Preguntado por los liderazgos de JxCat y por la posibilidad de que Artur Mas sea el candidato a la Generalitat de este espacio, Bonvehí no ha querido mojarse y se ha limitado a decir que se escogerá por democracia interna. Y ha recordado que Mas ha dicho que no es su voluntad aunque no lo terminarse de descartar. En cuanto a la respuesta a la sentencia del juicio del 'procés', Bonvehí ha explicado que el PDeCAT defiende que la solución no es convocar elecciones al Parlament y ha apostado por "gobierno, gobierno y gobierno".