El delfín de Garicano

Toni Roldán llegó a Ciudadanos de mano del exprofesor de London School of Economics

Toni Roldán, en la rueda de prensa en la que ha explicado los motivos por los que deja Ciudadanos.

Toni Roldán, en la rueda de prensa en la que ha explicado los motivos por los que deja Ciudadanos. / BALLESTEROS (EFE)

3
Se lee en minutos
ROSA MARÍA SÁNCHEZ

La de Toni Roldán no es una baja cualquiera para Ciudadanos. Roldán (Barcelona, 1983) es diputado por Barcelona desde 2015 y número dos de la candidatura de Inés Arrimadas al Congreso; portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, responsable del área de economía del grupo parlamentario y miembro de la Ejecutiva del partido desde el 2017, como secretario de Programas y Áreas Sectoriales.

Participó en la redacción de los programas electorales de Cs y estuvo en las negociaciones de los acuerdos que el partido alcanzó en 2016 primero con el PSOE -para la investidura de Pedro Sánchez, que resultó fallida-, y luego con el PP, para llevar a Mariano Rajoy de nuevo a la Presidencia del Gobierno. 

Roldán llegó a Cs en el 2015, con 32 años, de la mano del reputado economista Luis Garicano (hoy, eurodiputado por la formación naranja) con el objetivo de llevar el reformismo liberal en la economía y la educación a la oferta política de Albert Rivera.

"Hace 4 años convencí a @toniroldanm para que se enrolara en esta aventura. Nadie ha trabajado más, nadie ha sido más leal al proyecto, nadie ha hecho más por conseguir políticas reformistas y regeneradoras para España. Gracias por todo, Toni. Seguiré luchando por esas ideas", ha publicado Luis Garicano en la red social tuiter, mostrando así públicamente apoyo a quien hasta ahora se percibía como su delfín.

Pedigrí socialista

Sin haber cumplido aún los 30, Toni Roldán visitaba la sede madrileña del PSOE, en la calle Ferraz.  Licenciado en Económicas, con un master en Política Económica por la Universidad de Columbia (EEUU) y otro en Relaciones Internacionales por la Universidad de Sussex (Reino Unido), Roldán (Barcelona 1983), empezó a colaborar con el partido socialista. Seguía así la estela de su padre, Santiago Roldán, y de su madre, María Antonia Monés, dos economistas que colaboraron con el PSOE de Felipe González

Poco después, en el 2012, conoció a Luis Garicano en la London School of Economics y fue a partir de ahí cuando el veterano economista convenció al que sería su delfín para sumarse al proyecto liberal, con tintes socialdemócratas, que entonces abanderaba Albert Rivera.

De las dos almas que dividen a Ciudadanos, tanto Garicano como Roldán se han situado siempre claramente en la de la izquierda, sin abandonar nunca la esencia liberal que les diferencia de la socialdemocracia socialista.

Este mismo lunes, también en la red social tuiter, el propio Roldán ha recuperado un artículo publicado en 2015 en Huffingtonpost bajo el título "Por qué me hice Ciudadano".  Decía así: "Ciudadanos representa la Tercera Vía Española, que es al mismo tiempo liberal y progresista, no-dogmática, libre, reformista, centrista, responsable y europeísta. Y además, tiene un equipo espectacular para lograr el cambio. Por eso me hice Ciudadano".

Triple movimiento

Siendo así, no es extraño que culaquier acercamiento a Vox le causara urticaria.  "Los valores de Ciudadanos no son compatibles con los de Vox" decía ya Roldán en noviembre pasado, en un encuentro con estudiantes de la Universidad Carlos III de Madrid, antes del famoso 'pacto a la andaluza' de enero, principo de todo que vino después.

Noticias relacionadas

 “No me voy porque yo haya cambiado sino porque Ciudadanos ha cambiado”, afirmó este lunes al explicar su despedida. “De un tiempo a esta parte, la dirección del partido ha tomado una estrategia que no puedo compartir. Lo he dicho cada lunes. No he tenido éxito. Los costes para España de la dirección elegida por Ciudadanos son demasiado altos”, remató

Su marcha de Ciudadanos ha provocado un triple movimiento en la formación. El expresidente de Coca-Cola en España y reciente fichaje naranja, Marcos de Quinto, accederá a la Ejecutiva de Cs. El diputado Edmundo Bal asumirá la portavocía adjunta del grupo parlamentario. La candidata Carina Mejías, por su parte, ocupará el escaño en el Congreso que deja libre Roldán.