Ir a contenido

El Govern mantiene el decreto de regulación de los alquileres

Budó se abre a alguna modificación tras el dictamen del Consell de Garanties Estatutàries

La portavoz pide disculpas por la polémica de la semana pasada sobre el castellano

Fidel Masreal

Meritxell Budó, en una rueda de prensa del Govern.

Meritxell Budó, en una rueda de prensa del Govern. / EFE

La 'consellera' de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha afirmado que la intención del Govern es el de seguir sometiendo a votación el decreto que regula un techo máximo del aumento de los alquileres pese al dictamen del Consell de Garanties Estatutàries que ha considerado que algunos artículos del decreto son inconstitucionales. "Este Govern tiene la voluntad firme de llevar al Parlament la próxima semana el decreto ley, en este momento la voluntad es esta y en función de que nos diga -en análisis de las conselleries de Territori y Justicia- si se ha de llevar con una pequeña modificación del texto o no. Este decreto es una respuesta a una moción en el Parlament que mandaba al Govern a limitar los precios del alquiler en zonas de fuerte demanda acreditada".

El Govern, "conjurado"

En relacción a la discrepancia evidente entre independentistas por la confección de distintos pactos municipales, la portavoz se ha limitado a afirmar que el independentismo sigue unido. "No me corresponde a mí sino que le corresponde a las diferentes formaciones que apoyan al Gobierno o hacer su posicionamiento político respecto a los diferentes pactos postelectorales", se ha limitado a apuntar. "A nivel de Govern nos hemos conjurado para seguir trabajando desde la lealdad, desde el compromiso de tirar adelante la legislatura entendiendo que no es un Govern monolítico sino de coalición por lo que siempre existen diferentes puntos de vista pero hoy nos hemos vuelto a conjurar para seguir dando curso a esta legislatura". Budó ha hablado de lealtad recíproca en el seno del Govern y también ha insistido en que el 'president' sigue buscando "la unidad estratégica" del independentismo. "No se ha hablado de este hecho, que corresponde a una formaicón política más que a la obra de Govern", ha respondido a la pregunta de si el 'president' influyó en la confección de un pacto entre JxCat y ERC en Santa Coloma de Farners (Girona).

"Condeno todo tipo de gritos, insultos y acciones violentas, lo condenamos", ha afirmado respecto a los abucheos e insultos al gobierno municipal de Barcelona en la plaza de Sant Jaume el pasado sábado.

Emplazamiento al Estado

Budó ha afirmado que "habrá solución" para que los eurodiputados independentistas puedan acreditarse como tales "una vez han sido proclamados y esta proclamación ha sido publicada en el BOE, hay una ocasión de oro por parte del Estado de reconducir su prestigio porque con sus actitudes crean incomodidad e incomprensión". "Pedimos que se puedan acreditar definitivamente", ha insistido la portavoz.

La polémica por el castellano

Budó ha pedido excusas por "el tono" durante la rueda de prensa la semana pasada, cuando inicialmente se negó a contestar en castellano a preguntas que no habían sido previamente formuladas en catalán. "Me parece esta decisión por parte de Ciutadans -de llevar al Parlament la polémica- que me sabe mal porque algunos aprovechan el hecho para alimentar una polémica ficticia para atacar la inmersión lingüística en Catalunya".