Ir a contenido

NUEVO AVISO DEL PRESIDENTE FRANCÉS

Macron pedirá explicaciones a los eurodiputados de Ciudadanos sobre su relación con Vox

"Nos gustaría que en nuestra carta de valores comunes se diga claramente que no apoyamos alianzas con gente antiinmigrante y neofranquista", afirma la secretaria de Estado para Asuntos Europeos

El Periódico / Efe

Emmanuel Macron, en una rueda de prensa en el Elíseo, el pasado abril.

Emmanuel Macron, en una rueda de prensa en el Elíseo, el pasado abril. / AFP / LUDOVIC MARIN

El partido de Emmanuel Macron pedirá explicaciones a Ciudadanos sobre su relación con Vox, después de que las alianzas entre los ultras, el PP y los naranjas hayan propiciado la entrada de la extrema derecha en ayuntamientos como el de Madrid. La secretaria de Estado para Asuntos Europeos francesa, Amélie de Montchalin, ha advertido este domingo, en una entrevista en la emisora France Inter, de que su grupo en la Eurocámara, al que pertenece Cs, "no trabaja con la extrema derecha".

"No transigiremos con la idea de que cuando se es un grupo proeuropeo, no se trabaja con la extrema derecha. Pediremos a los diputados europeos de Ciudadanos que clarifiquen su situación respecto a su partido", apuntó en la radio, tal y como ella misma reprodujo en Twitter. Cs comparte grupo con el partido de Macron en el ahora denominado Renovar Europa, nacido de la Alianza de los Liberales y Demócratas Europeos (ALDE).

El Elíseo, que ya había lanzado mensajes a Cs en la misma línea, advirtió, en la recta final de las negociaciones poselectorales, de que el presidente francés no aceptaría "ambigüedades". Incluso apuntaron que estaba dispuesto a replantearse la "cooperación política" con los naranjas si los pactos con Vox se materializaban. Aviso al que el partido de Albert Rivera hizo oídos sordos. La propia Montchalin se pronunció en el mismo sentido: "Consideramos que la alianza con la extrema derecha como hemos visto en España no es una opción", dijo la semana pasada. 

En la entrevista en France Inter, ha insistido: "Vamos a pedir a los eurodiputados de nuestro grupo muchas aclaraciones sobre si apoyan o no lo que está pasando en su país, y en función de eso sacaremos las conclusiones. Hay que volver a preguntarles si siguen siendo miembros de su partido o no".

"Hay mucha gente, por lo que he leído en la prensa española, que considera que respecto a lo que era Ciudadanos al principio, ahora está muy lejos del espíritu con el que se creó, que era un poco como En Marcha (el movimiento de Macron), que quería romper la dinámica izquierda-derecha", continuó.

Lejos de "antiinmigrantes" y "neofranquistas"

Preguntada sobre si esas exigencias no suponen una injerencia en los asuntos internos de otro país, De Montchalin matizó que estaba hablando "solo del grupo en el Parlamento Europeo", cuyo principal contingente son los 21 diputados de En Marcha. "Nos gustaría que en nuestra carta de valores comunes se diga claramente que no apoyamos alianzas con gente antiinmigrante y neofranquista como los partidos de extrema derecha en España", añadió.

El choque con Cs coincide con el creciente entendimiento de Macron con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, con quien pretende impulsar un acercamiento entre liberales y socialistas para el reparto de poder en Europa.