PP y Vox pactan que Almeida sea alcalde de Madrid en coalición con Cs

El partido ultra confirma que el acuerdo incluye pactos en ayuntamientos de toda España "para impedir gobiernos de izquierdas"

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith (derecha), y Pedro Fernández, en el pleno de constitución del Ayuntamiento de Madrid.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith (derecha), y Pedro Fernández, en el pleno de constitución del Ayuntamiento de Madrid. / EFE

Se lee en minutos

El Periódico

El PP y Vox han pactado la pasada madrugada que el candidato popular José Luis Martínez Almeida sea alcalde de Madrid, al frente de un Gobierno de coalición junto a Ciudadanos, en el que Begoña Villacís será la vicealcaldesa.

Documento

Acuerdo de PP y Vox para el Ayuntamiento de Madrid

Acuerdo de PP y Vox para el Ayuntamiento de Madrid

Fuentes del PP han confirmado el pacto que ya había sugerido su secretario general, Teodoro García Egea en un mensaje de Twitter donde señalaba que "hay acuerdo" y que "en unas horas tendremos gobiernos por la libertad en toda España".

Un tuit similar ha escrito el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros: "Pues finalmente parece que hay acuerdo". Y el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha señalado, en alusión al acuerdo, "Al servicio de los madrileños, al servicio de España".

El acuerdo incluye pactos en ayuntamientos de toda España, empezando no solo por Madrid, sino también por Zaragoza, según ha confirmado Vox, que ha subrayado que son "pactos de gobiernos de coalición para impedir ayuntamientos de izquierdas en municipios de toda España". Asimismo, el pacto, firmado por los secretarios generales de PP y Vox,  establece que Vox obtendrá concejalías de gobierno en proporción a sus resultados en cada localidad.

El contenido

Noticias relacionadas

El acuerdo firmado por Vox y PP en Madrid asume la denominación de "violencia intrafamiliar", como ya ocurrió en el reciente pacto presupuestario entre ambas formaciones y Cs en Andalucía. 

También incluye medidas como intentar que Madrid opte de nuevo a ser sede de los Juegos Olímpicos, construir un monumento en memoria de las víctimas del terrorismo en la plaza de Colón, un plan de lucha contra la ocupación, bajada del IBI al mínimo legal, el fin de las restricciones de tráfico en Madrid Central y el estudio de la viabilidad de soterrar la Gran Vía.