Ir a contenido

ESTRENO EUROPEO

Vox compartirá grupo en la Eurocámara con el partido que apoyó a Puigdemont

También han estado integrados en 'Conservadores y Reformistas' los ultranacionalistas polacos

Europa Press

El presidente de Vox, Santiago Abascal, en el Congreso, en una rueda de prensa.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, en el Congreso, en una rueda de prensa. / DAVID CASTRO

Vox ha anunciado este jueves que sus tres eurodiputados se integrarán en la Eurocámara en el grupo de 'Conservadores y Reformistas Europeos', en el que también se encuentran los polacos de Ley y Justicia, los 'tories' británicos y, entre otros, la Nueva Alianza Flamenca (N-VA) que ha arropado en Bélgica al expresidente catalán Carles Puigdemont.

El partido liderado por Santiago Abascal presentó este miércoles su solicitud formal de ingreso en este grupo, según ha anunciado en un comunicado en el que dice que compartirá trabajo con partidos "de amplio espectro" caracterizados "por la defensa del orden constitucional y la soberanía de los Estados miembros frente a las intromisiones de las instituciones comunitarias, tantas veces abusivas y cuestionables".

Aunque Vox no detalla cuáles son esas formaciones, hasta ahora en el grupo de 'Conservadores y Reformistas' ha estado presente el partido ultraconservador del Gobierno de Polonia, al que Bruselas ha abierto expediente por reformas que considera que pueden poner en riesgo el Estado de derecho en el país.

También han formado parte del grupo los nacionalistas flamencos de la N-VA, un partido nacionalista flamenco que consiguió ser la fuerza mayoritaria en Bélgica y aparcó su aspiración separatista para poder entrar en el 2014 en el Gobierno federal del liberal francófono Charles Michel.

Respaldo a Puigdemont

Algunos de sus miembros arroparon abiertamente al ex presidente catalán Carles Puigdemont, que huyó a Bélgica en el 2017 para evitar ser juzgado por intentar la independencia de Catalunya. Fue el caso del ahora exministro del Interior Jean Jambon; del ex secretario de Estado de Migración y Asilo Theo Francken y del propio presidente del partido, Bart de Weber.

De hecho, el primer ministro belga tuvo que desmarcarse en varias ocasiones de las manifestaciones de Francken, que llegó a hablar de asilo para Puigdemont. El Gobierno de coalición acabó cayendo el pasado diciembre por el rechazo de la N-VA al pacto migratorio de la ONU.

En este sentido, sin citar directamente a las formaciones, Vox sí asegura haber "consolidado el compromiso" de que los partidos que lo integran, "sin excepción", no interferirán "en el orden constitucional, la integridad territorial y la soberanía de los Estados miembros".

"El Grupo CRE se ha comprometido también con el respeto a la autonomía de voto de VOX en aquellas cuestiones centrales de nuestra propuesta: España, la defensa de nuestro mundo rural y las tradiciones culturales o la promoción de la identidad cristiana de Europa", asegura.

Freno al federalismo

Con esta alianza, los tres eurodiputados de Vox --Jorge Buxadé, Mazaly Aguilar y Hermann Tertsch-- anuncian su intención de trabajar por una reforma de las instituciones comunitarias para "frenar las aspiraciones federalistas de otros grupos de izquierda e incrementar la vida democrática y transparente de la Unión Europa".

Vox también se estrena en el Parlamento Europeo con la voluntad de "exigir el respeto y la promoción de las libertades individuales y familiares más elementales y que están amenazadas en Europa por el consenso socialdemócrata".

En cualquier caso, Vox asegura que un "punto esencial" de su actividad en Europa será la defensa de "la unidad, la seguridad y la dignidad" de España y combatir a todos aquellos que puedan "atacar o menospreciar" su orden constitucional "y unidad y soberanía".

Respeto a la integridad

Según asegura, el co-presidente del grupo, Ryszard Legutko, ha remitido una carta a la delegación de VOX en el Parlamento Europeo en la que menciona "el respeto a la integridad constitucional, democrática y soberana y a la independencia de los Estados miembros" como "valor fundamental" de la acción del Grupo CRE.

Además, Vox apunta que afirma que los integrantes del CRE "no participan ni promueven, bajo el amparo del grupo, actividades que cuestionan la política interior, la Constitución, o la integridad soberana de otro Estado miembro".