Ir a contenido

CAMBIOS EN LA ENTIDAD

Sánchez Costa se postula como presidente de Societat Civil Catalana

Fuentes de la entidad sostienen que no hay otra candidatura sobre la mesa que le haga sombra

Júlia Regué

Fernando Sánchez Costa, en una imagen de archivo.

Fernando Sánchez Costa, en una imagen de archivo. / EL PERIÓDICO

El anuncio de dimisión de Josep Ramon Bosch ha abierto un proceso de renovación en la cúpula de Societat Civil Catalana (SCC) que se zanjará el próximo 26 de junio en una asamblea de socios extraordinaria. Los simpatizantes y colaboradores de la entidad constitucionalista ya han empezado a mover hilos para lograr una "candidatura de consenso" que entierre la tensión que desató el cese de José Rosiñol -acusado de "irregularidades administrativas y contables" que después se negaron- y supere las discusiones por el rumbo tomado por Bosch como sucesor.

El postulante con más números de sustituirle es el exdiputado del PP, Fernando Sánchez Costa, que ha anunciado a través de Twitter su predisposición y sus primeros planes para SCC. En un primer apunte ha asegurado que dirige "un equipo profundamente plural en sus sensibilidades políticas y experiencias de vida" y ha añadido que la entidad es "la casa grande de todos aquellos que queremos una Catalunya protagonista dentro de una España fraternalmente unida". 

Fuentes de SCC aseguran que, por el momento, no ha trascendido otra candidatura que pueda hacerle sombra, aunque subrayan que "aún es pronto" para censurar que será la única postulación.

"SCC es un instrumento imprescindible y abierto a todos los catalanes que quieran superar el 'procés' separatista. Es hora de fortalecerlo entre todos y de dar más protagonismo a sus socios y simpatizantes. En sus manos está el futuro de SCC, que empieza el día 26", ha escrito horas antes.

El historiador y periodista, si logra el apoyo de los cerca de 200 socios, recibirá el encargo de ampliar la base de SCC y organizar una cúpula "transversal" que armonice las distintas sensibilidades de la entidad si se alza como nuevo presidente. Fuentes cercanas a él sostienen que su talante "dialogante" le permitirá convencer al resto para aunar a los que se dividen desde el catalnismo hasta el PP, pasando por el PSOE y Cs, y "devolver la tranquilidad" a la organización.

Sánchez Costa ejerció como diputado en el Parlament desde las elecciones del 2012 y fue secretario de la Mesa de la Comisión de Cultura y Lengua y portavoz del grupo parlamentario en la Comisión de la Infancia. En los comicios del 2015 figuró en el noveno puesto de la lista, por lo que no salió elegido, aunque renovó su asiento al sustituir a Antonio Gallego.​