Ir a contenido

LA NUEVA LEGISLATURA

Iglesias ve en el pacto valenciano el preludio de una coalición con Sánchez

Unidas Podemos insiste en entrar en el Gobierno y niegan haber cambiado sus exigencias

Los morados advierten que sería "torpe" que el PSOE siga amenazando con una repetición electoral

Miguel Ángel Rodríguez

Iglesias ve en el pacto valenciano el preludio de una coalición con Sánchez

JOSÉ LUIS ROCA

La reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias suscitó una duda que nadie supo resolver. ¿Qué supone un "Gobierno de cooperación"? Veinticuatro horas después, el líder morado ha encontrado en el acuerdo de la Comunidad Valenciana el mejor ejemplo para explicar que implica, en su opinión, el nuevo término que acuñaron: la entrada de miembros de Podemos en el futuro Ejecutivo. 

"Esto es lo que para nosotros significa hacer un gobierno de cooperación y plural", asegura Iglesias a través de Twitter aludiendo a la entrada de Unidas Podemos EU en el Gobierno valenciano ocupando dos consejerías y una vicepresidencia verde. Pese al cambio de nombre -ha pasado de la 'coalición' a la 'cooperación'-, sus exigencias siguen pasando por situar a miembros morados dentro del Consejo de Ministros

 

Misma opinión ha expresado la portavoz del Consejo de Coordinación de Podemos, Noelia Vera. "Un Gobierno de cooperación es lo que acabamos de conocer que va a ocurrir en la Comunidad Valenciana", ha sentenciado en declaraciones a laSexta. Además, la dirigente morada ha señala que ellos mantienen la fórmula que defendieron antes y después de las elecciones: "Que cada uno utilice la fórmula semántica con la que se sienta más cómodo pero para nosotros sigue siendo lo mismo".  

Tras el encuentro, los socialistas se mostraron contentos por haber logrado que Iglesias se apeara del término 'coalición' y de las implicaciones que conlleva. Una victoria que apenas les ha durado un día. Incluso, Vera ha asegurado que la hora y veinte de reunión entre los dos líderes sirvió para iniciar "todos los mimbres para construir ese gobierno de coalición". Una prueba de que el cambio de nombre no ha calado dentro de Podemos.