Ir a contenido

COMUNITAT VALENCIANA

Pacto sobre la bocina para un Botànic II en la Comunitat Valenciana con Ximo Puig de president

El socialista será investido este jueves con los votos de Compromís y Unides Podem EU tras desbloquear los lideres la negociación

Afirma que una nueva financiación autonómica "justa" será el la prioridad y que se la reclamará a Sánchez "desde el minuto cero"

Nacho Herrero

Acuerdo en la Comunidad Valenciana para que Ximo Puig repita como presidente. En la foto, Puig abraza a Mónica Oltra.  / MIGUEL LORENZO (VÍDEO: EFE)

El Govern del Botànic tendrá segunda parte y el socialista Ximo Puig volverá a ser investido 'president' este jueves tras un pacto en el último minuto antes de empezar el pleno de investidura que cerró el propio secretario general del PSPV junto con Mónica Oltra, líder de Compromís, y Rubén Martínez Dalmau, cabeza de lista de Unides Podem EU. [Directo: siga todas las novedades]

En su discurso ante el pleno Puig ha pedido la confianza para "situar a la Comunitat en la Europa del siglo XXI y ha afirmado que "una financiación justa para la Comunitat Valenicana será la guía, el norte y prioridad absoluta de esta legislatura".

Tras las palabras de Puig la sesión se ha suspendido hasta el jueves para dar tiempo a que se cerrar la letra pequeña del acuerdo. Esta tarde los líderes de los tres grupos, bajo la mirada de buena parte de los equipos negociadores, han firmado el acuerdo en el Castillo de Santa Bárbara de Alicante, en un guiño hacia una de las zonas en las que menos ha penetrado la acción de gobierno en los últimos cuatro años.

El acuerdo tiene 127 medidas, bautiza al acuerdo como 'Botànic II' y se articula en torno a seis ejes: transición ecológica y lucha contra la emergencia climática; feminismo, diversidad e igualdad de trato; servicios públicos para continuar rescatando y cuidando personas; ocupación, modelo productivo e innovación, calidad democrática y buen gobierno; y fiscalidad progresiva, financiación justa e intereses valencianos.

Vuelta al Botànic

Puig ha dado por buena la larga y compleja negociación al abandonar el hemiciclo. "Prefiero que haya costado un poco más y sea más sólido. Hay voluntad de que haya un único gobierno que gestione para todos los valencianos para trabajar desde la coordinación y unidad", ha señalado. Ya por la tarde ha apuntado que espera que en España haya "un Gobierno cómplice" y ha señalado que la situación aritmética "no es igual" en el estado.

"El acuerdo está hilvanado y ahora falta el pespunte fino pero tendremos un buen gobierno", ha asegurado Oltra, que ha asegurado en Alicante que se trata de un modelo "exportable y admirable". "Será un gobierno de cambio que puede inaugurar la legislatura más importante de la Comunitat Valenciana", ha avanzado Martínez Dalmau. 

Una reunión a primera hora impulsada por Dalmáu sirvió para culminar el marco general del acuerdo que llevaban tratando de cerrar los miembros de la comisión negociadora desde hacía días. Finalmente habrá doce consellerias, dos más que en esta última legislatura pero dos menos del esquema inicial que se llegó a manejar. La entrada de Unides Podem EU en el ejecutivo ha llevado a esa ampliación y supone la principal novedad respecto a la anterior legislatura puesto que la formación morada se quedó fuera como socio externo. 

El PSPV dispondrá de seis departamentos, lo que supone crecer una pero en el caso de empate en el Consell tendrá que hacer valer el voto de calidad del 'president'. Compromís dispondrá de cuatro, una menos que hasta ahora, y Oltra seguirá siendo vicepresidenta, aunque ya no estará sola en ese segundo escalón. Martínez Dalmau liderará una vicepresidencia 'verde', que irá incluida en una de las dos consellerias que tendrá su grupo.

El discurso

Las políticas medioambientales, "luchar contra el cambio climático y conseguir una transición energética", serán una de las prioridades del Consell según confirmó Puig ante los diputados. Entre el resto de objetivos destacan reducir el paro al 10% y mejorar la calidad del trabajo, acercar la renta valenciana a la española, que desaparezcan la pobreza infantil y la violencia de género y, sobre todo, "que el modelo de financiación nos trate de una manera justa". 

"Queremos ser españoles igual que el resto de españoles (...), no pedimos más pero tampoco menos", ha apuntado.

Además ha asegurado que le recordarán a Pedro Sánchez "desde el momento cero" en el que sea investido la necesidad de una nueva financiación, que deben llegar un 10% de las inversiones de los Presupuestos Generales, que se debe impulsar el Corredor Mediterráneo y que el trasvase Tajo-Segura "es irrenunciable". 

"Señoras, señores, hagamos política, hagamos buena política", ha pedido Puig para acabar un discurso de algo menos de una hora.