Putin, sobre Catalunya: "No queremos que se desmorone ningún país europeo"

El mandatario ruso dijo además que desconocía que el embajador español en Rusia, Fernando Valderrama, hubiera sido citado en protesta por unas declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell

El presidente ruso, Vladimir Putin.

El presidente ruso, Vladimir Putin. / ALEXANDER ZEMLIANICHENKO (AP)

2
Se lee en minutos
Marc Marginedas

Un año y medio después de que miembros del Gobierno de Mariano Rajoy denunciaran la "injerencia rusa" en la crisis catalana, Catalunya vuelve a estar en el centro de las relaciones entre España y Rusia. El presidente ruso, Vladímir Putin, ha reiterado su oposición a la desmembración de ningún estado europeo, en una entrevista concedida a los directores de las principales agencias de información mundiales, entre las que encuentra Efe, en el marco del Foro Económico de San Petersburgo.

Moscú “no quiere que se desmorone ningún estado europeo”, ha declarado el líder del Kremlin, preguntado al respecto por Fernando Garea, el máximo responsable de la agencia española. Varios ministros españoles, entre los que se encontraban la entonces ministra de Defensa, Maria Dolores de Cospedal, o el extitular de Exteriores, Alfonso Dastis, acusaron durante el otoño del 2017 a medios de comunicación rusos de propiedad estatal de lanzar campañas de desinformación respecto al referéndum ilegal y a los sucesos anteriores y posteriores al mismo, al tiempo que denunciaron la existencia de cuentas falsas de twitter en “Rusia” y “Venezuela” que azuzaban la polarización social que vivía entonces la sociedad catalana, aunque finalmente evitaron señalar directamente al Gobierno ruso. 

Convocatoria embajador español

Putin también se ha referido a la reciente convocatoria del embajador español en Moscú, Fernando Valderrama, por parte del Ministerio de Exteriores ruso para protestar por unas declaraciones realizadas a El Periodico por el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, en las que tildaba al Kremlin de “viejo enemigo” y “amenaza”. “Es un delirio absurdo decir que Rusia es una amenaza” dada la lejanía de ambos países, ha valorado el presidente, quien también ha asegurado desconocer el encontronazo diplomático.

Noticias relacionadas

Según el mandatario ruso,"es un mito que Rusia quiera que Europa sea débil". "¿Para qué lo necesitaríamos; el 40% de nuestras reservas de oro y divisas están denominadas en euros; la UE es nuestro principal socio comercial; ¿Para qué querríamos que allí todo estuviera convulso?; no tiene sentido", ha insistido, antes de lanzar un alegato en favor de la integridad territorial de cualquier estado europeo, incluida España. "España debe decidir ella misma cómo convivir con los territorios problemáticos, con Catalunya y en el norte con el País Vasco", ha destacado. "Ante todo, nos pronunciamos por la preservación de la integridad territorial", ha concluido.

Las palabras de Putin no constituyen ninguna novedad en la posición oficial del Kremlin respecto al conflito catalán. Ya antes de los sucesos de octubre, el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrovse pronunció sin ambages en contra de da independencia de Catalunya durante una visita a Moscú del anterior titular de Exteriores, Alfonso Dastis. Al fin y al cabo, la Federación Rusa, es como España y como lo fue en su día la URSS, un complejo mosaico de nacionalidades, algunas de las cuales, como Chechenia, han aspirado a la independencia en algún momento histórico reciente. Lo que se le recrimina a Rusia desde algunos think tanks europeos e incluso servicios secretos es mantener un doble juego al respecto, mediante sus medios de comunicación sufragados con el dinero público difundiendo noticias falsas y sus repúblicas satélites como Osetia del Sur amagando con reconocer la independencia catalana.