LA CORRUPCIÓN DEL PP

Alfonso Grau, la mano derecha de Rita Barberá, condenado a cuatro años de cárcel

La sentencia considera probado que el exvicealcalde de València aceptó dos relojes de lujo de un proveedor del Ayuntamiento

Además del cohecho, le condena por blanqueó capitales al cambiar las piezas por otras aún más caras con dinero de origen desconocido

Alfonso Grau atiende a los periodistas antes de comenzar una de las sesiones del juicio

Alfonso Grau atiende a los periodistas antes de comenzar una de las sesiones del juicio / Miguel Lorenzo

Se lee en minutos

Nacho Herrero

Alfonso Grau, exvicealcalde de València y durante más de veinte años mano derecha de Rita Barberá en el consistorio, ha sido condenado a cuatro años de prisión por los delitos de cohecho y blanqueo de capitales.

La sentencia de la Audiencia Provincial da por probado que recibió dos relojes de lujo de un empresario que era contratista en el Ayuntamiento de la capital valenciana y que, además, los cambió en la joyería de la que procedían y adquirió otros aún más caros con un dinero en efectivo del que no ha acreditado el origen.

El empresario Urbano Catalán, propietario de Viajes Transvia, también ha sido condenado, aunque en su caso a nueve meses de prisión por lo que podría eludir la prisión.

Hechos probados

Grau fue detenido el 22 de febrero del 2016, en el marco de la 'operación Clepsidra', un nombre que hacía referencia a un antiguo reloj de agu. La sentencia considera probado que en las navidades de 2010 y 2011, Urbano Catalán adquirió dos relojes en una conocida joyería de València y se los regaló al entonces vicealcalde en condición de su cargo en un ayuntamiento que le otorgó contratos por valor de 2,5 millones en una década.

En 2010, Grau cambió el Breuget Classic, valorado en unos trece mil euros, por un Lange de casi veintiseismil y en 2011 devolvió un Piaget Polo de menos de doce mil por un Vachever Patrimony de casi diecisiete mil.

Durante el juicio, el exdirigente del Partido Popular aseguró que los relojes se los regaló un familiar al que no identificó y alegó que el dinero en efectivo que abonó en ambos casos para completar los relojes que él mismo eligió procedía de la clínica de su fallecida primera mujer.

Te puede interesar

Caso Taula

La sentencia, y la condena a cuatro años de prisión, podría hacer que Grau cambiara su estrategia defensiva en las piezas del 'caso Taula' que investigan la posible financiación irregular de varias campañas de Rita Barberá al Ayuntamiento de València y que le siturían como una de las personas clave para que varias empresas proveedoras del consistorio se hicieran presuntamente cargo del pago de varios actos electorales.