Ir a contenido

Pactos postelectorales a la andaluza

Feijóo: "No soy partidario de que Vox entre en los gobiernos, pero he de respetar"

El presidente de la Xunta de Galicia señala a Ciudadanos como socio preferente

El líder del PP vasco asegura que la formación de Abascal "no tiene nada que ver" con su partido

El Periódico / Agencias

Alberto Núñez Feijóo

Alberto Núñez Feijóo / EFE / JAVIER LIZON

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido este martes que el PP forme gobiernos con Ciudadanos en comunidades autónomas y ayuntamientos y cuenten con el apoyo puntual de Vox, donde sea necesario. "No soy partidario de que Vox entre en los gobiernos, pero he de respetar las necesidades y estratégicas de cada territorio", ha explicado.

En una entrevista en la emisora COPE, Feijóo ha puesto como ejemplo el modelo seguido en Andalucía donde hay un acuerdo de gobierno entre PP y Ciudadanos, pero la investidura de Juanma Moreno fue facilitada por el partido de Santiago Abascal.

Con todo, ha reclamado que se formen gobiernos alternativos de derechas y dejar de lado "pulsos absurdos", en referencia a los ataques cruzados entre Ciudadanos y Vox. Pese a que Feijóo es contrario a que Vox entre en los gobiernos autonómicos y municipales, entiende que cada territorio tiene que buscar la alternativa para forjar sus gobiernos y ha asegurado que todas las formaciones "se tienen que retratar".

"Es necesario situarse en la madurez y en la responsabilidad. El PP lo ha dicho, quiere gobernar con Ciudadanos y para ello si necesitamos el apoyo de Vox lo pediremos en la sesión de investidura", ha zanjado.

Sobre el escenario nacional, Feijóo ha señalado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene un "gobierno oculto" con Podemos que ha evitado desvelar desde las elecciones del 28 de abril pensando en los comicios autonómicos y municipales del 26 de mayo. "Intuyo que gobernará con Podemos, Ciudadanos ha sido tan claro diciendo que no gobernará con Sánchez que rozaría un fraude electoral", ha declarado.

Alonso, sin "ánimo cismático" 

Por otro lado, el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha negado que haya "ánimo cismático" contra el líder nacional del partido, Pablo Casado, en la convocatoria para los días 13 y 14 de septiembre de una Convención del Partido Popular en Euskadi con el fin de tener "personalidad propia". Además, ha anunciado que mantendrán "discusiones" con Madrid si hay discrepancias, y cree "importante" que la dirección estatal respete a las organizaciones territoriales, "su manera de hacer política y su acento propio". En una entrevista concedida a RNE, ha reconocido que "es verdad que, a veces, se emiten discursos desde Madrid que resultan muy alejados cuando uno los ve desde Vitoria o desde Bilbao".

Además, ha asegurado que ni las esencias ni los valores de Vox "son nada parecidos" a los del Partido Popular. Aunque ha admitido que Casado no lo tiene fácil para contrarrestar a Vox y a Ciudadanos, ha apostado por que los populares mantengan su "personalidad propia y no dejarse llevar a derecha ni a izquierda". Tras apuntar que el partido de Abascal "no puede marcar la impronta ideológica" de los populares, cree que sí puede entenderse "espléndidamente bien en posiciones de centralidad con Cs".

Por su parte, el vicesecretario de Organización del PP y exalcalde de Vitoria, Javier Maroto, ha admitido que el constitucionalismo en el País Vasco "necesita estar más reforzado" y ha admitido que el PP vasco tiene que tener "sabor propio" pero "dentro de un discurso nacional". Además, ha revelado que este lunes habló con su "amigo" Alfonso Alonso y ha añadido que él "lo explica de forma perfecta".