Ir a contenido

DECLARACIÓN EN EL TSJC

El alcalde de Agramunt justifica ante el juez su apoyo al 1-O

Bernat Soler asegura que participó en un acto a favor del referéndum como representante de un partido, no como edil

La fiscalía acusa al diputado de ERC en base a unas informaciones aparecidas en una revista local

J. G. Albalat

El alcalde de Agramunt, Bernat Soler, comparece ante TSJC acusado de desobediencia por impulsar el 1-O. / VÍDEO: EFE

El alcalde de Agramunt (Urgell, Lleida) y diputado de ERC en el Parlament, Bernat Soler, ha declarado este martes en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), donde ha comparecido como imputado por un delito de desobediencia, que participó en un acto de apoyo al referéndum unilateral del 1-O más como representante de un partido politico que como edil, donde expresó su opinión política, según fuentes jurídicas. El dirigente de Esquerra, que ha acudido al tribunal arropado por compañeros de su formación, ha sostenido que él no participó en la organización de la consulta en el municipio. 

El TSJC está investigando al alcalde de Agramunt  a raíz de una querella de la fiscalía que le acusa de participar activamente en la organización del 1-O. Esta acción deriva de la instrucción que en vísperas del referéndum del 1-O dictó el entonces fiscal general del Estado, José Manuel Maza, para que se abrieran diligencias a los alcaldes catalanes que lo apoyaran.

La querella, que investigará el TSJC dada la condición de aforado del alcalde, sostiene que Bernat Soler tuvo una "participación activa en la promoción, organización y celebración del referéndum" en Agramunt, donde la votación se celebró en una escuela de primaria de titularidad municipal. La fiscalía basa los indicios incriminatorios contra él en un artículo publicado en una revista municipal, sin firma, que informa de un acto celebrado el 25 de septiembre en que Soler llamaba a participar en el 1-O, cuando el referéndum había sido ya suspendido por el Tribunal Constitucional.

Papeletas escondidas

En esa misma revista, añade el fiscal, se publicó bajo la firma de Joan otro artículo que explicaba que el alcalde de Agramunt decidió parar la votación que se llevaba a cabo en el municipio el 1-O cuando se percató de la llegada de vehículos policiales, y que se escondieran en la casa de un particular urnas, papeletas y "documentación comprometedora". La acusación pública recuerda además en su querella que, de acuerdo con ese artículo, el edil reunió a las 19:00 horas a todos los componentes de las mesas de votación y organizadores del 1-O y les propuso acabarla antes de la hora prevista.