24 sep 2020

Ir a contenido

Las críticas a Iglesias remueven a Podemos

El exdirigente madrileño Ramón Espinar pide celebrar un Vistalegre III

Varia federaciones exigen abrir un debate sobre el futuro de Podemos

Miguel Ángel Rodríguez

Ramón Espinar, durante una rueda de prensa, en una imagen de archivo. / FOTO: JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EFE

Hace una semana, el secretario general de PodemosPablo Iglesias, intentó solventar la papeleta de salir ante los medios de comunicación tras los malos resultados del 26-M haciendo cierta autocrítica y redirigiendo la responsabilidad hacia los barones autonómicos. Todo con la aparente intención de aplazar un análisis más profundo que pudiera convulsionara la negociación con el presidente en funciones, Pedro Sánchez. No obstante, este lunes, dirigentes morados de Andalucía Euskadi pidieron a la cúpula estatal que abriera un debate sobre el futuro del partido. Más críticos y contundentes fueron el ex secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, y José María Gonzalez, 'Kichi', el único de los 'alcaldes del cambio' que logró revalidar su puesto, en su caso al frente del Ayuntamiento de Cádiz. Ambos, críticos con la gestión de Iglesias, exigieron adelantar Vistalegre III, la Asamblea Ciudadana prevista para 2021 y en la que se elegirá a una nueva dirección. 

"Podemos se ha roto en pedazos", sentenció Espinar, fuera de la formación desde que dimitió en enero por sentirse 'ninguneado' por los líderes nacionales al tratar de buscar una alianza con Íñigo Errejón y Más Madrid. En un artículo publicado en eldiario.es, el político madrileño puso encima de la mesa los dos "varapalos electorales" que ha sufrido el partido -el del 28-A y el del 26-M- y cargó contra la gestión de Iglesias e Irene Montero al frente de una formación a la que casi han llevado a un "papel testimonial". 

Su solución: convocar de urgencia al máximo órgano de decisión, la conocida como Asamblea de Vistalegre, para reconstruir el partido y conformar un nuevo liderazgo que "recupere el rumbo" y a los compañeros que se han perdido por el camino -Carolina BescansaLuis AlegreÍñigo Errejón o Pablo Bustinduy-.  

El texto de Espinar no sentó bien en la dirección nacional morada que ve cómo esta inestabilidad interna podría hacer mucho daño a las conversaciones con el líder del PSOE para buscar un gobierno de coalición. La coportavoz del Consejo de Coordinación, Noelia Vera, restó importancia a las palabras del exdirigente madrileño, al que consideró "un militante más", y señaló que Podemos no debe estar en el centro de la polémica: "Si algo aprendimos es que hablar todo el tiempo de nosotros mismos ha quitado mucha ilusión". 

"Asumir responsabilidades"

La segunda de las voces que más se escucharon fue la de 'Kichi'. Con el título de ser, por el momento, el único alcalde morado que ha mantenido su ciudad, rozando casi la mayoría absoluta, el político gaditano se sumó a la petición de Espinar de llevar el debate a un Vistalegre III donde se decidiera sobre la permanencia de Iglesias al frente del partido. "Lo que tiene que hacer Pablo, y creo que lo va a hacer, es asumir su responsabilidad con lo que ha pasado", aseguró en una entrevista para Diario de Cádiz

En Podemos Andalucía y Podemos Euskadi se mostraron más contenidos. Ambas formaciones pidieron mantener un debate que consideran necesario tras la pérdida de más de 60 diputados en las elecciones autonómicas pese a ser los territorios en los que mejor aguantó la marca morada en los pasados comicios. Además, de momento, descartan hablar de cambios en el liderazgo morado y apuestan por analizar las causas de la debacle. Un diagnóstico que podrán compartir en el Consejo Ciudadano Estatal que se celebrará el próximo sábado.