Ir a contenido

CARTA TRAS LA DESTITUCIÓN

Miquel Esquius defiende la "neutralidad política" al frente de los Mossos

El excomisario jefe del cuerpo dice que acepta la decisión con "el mismo sentido del deber" que el nombramiento

El director de los Mossos d’Esquadra, Miquel Esquius.

El director de los Mossos d’Esquadra, Miquel Esquius. / FERRAN NADEU

"El miércoles pasado me comunicaron por sorpresa mi cese y hoy ya se ha hecho público". Con estas palabras comienza la carta que el excomisario jefe de los Mossos, Miquel Esquius, ha dirigido a todo el cuerpo. Esquius expone que asumió el cargo "por responsabilidad y por sentido del deber" y ahora asume con "el mismo sentido del deber" la destitución que se ha hecho pública este lunes a través de una rueda de prensa del consejero Miquel Buch y el nuevo comisario jefe, Eduard Sallent.

Documento

La carta de despedida de Esquius a los Mossos

La carta de despedida de Esquius a los Mossos

Esquius indica que ha procurado tomar las "mejores" decisiones "pensando en recuperar la normalidad institucional, con todos los estamentos, cuerpos y actores sociales, desde la neutralidad política y con la voluntad final de servicio a toda la ciudadanía".

Esquius, que termina la carta poniéndose a disposición del nuevo comisario jefe, explica que ha sido "un honor" representar el cuerpo durante los once meses y agradece el encargo. También agradece a los agentes del cuerpo el "compromiso" y "lealtad". "Y si ahora los máximos responsables del Departament han creído que lo mejor era mi relevo, hay que aceptarlo", añade.