Ir a contenido

Una jueza de Barcelona levanta el confinamiento de la activista de los CDR Tamara Carrasco

El pasado 12 de abril se cumplió un año de la medida decretada que solo le permitía salir de su domicilio de Viladecans para ir a trabajar

Agencias

La activista de los CDR Tamara Carrasco.

La activista de los CDR Tamara Carrasco. / ACN

Una jueza ha retirado la prohibición de salir de su domicilio a la activista de los CDR Tamara Carrasco que fue condenada a un confinamiento el pasado 12 de abril del 2018. Carrasco fue arrestada en abril del pasado año por su vinculación con las protestas protagonizadas por los Comités de Defensa de la República (CDR) la pasada Semana Santa, tras el arresto del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Su abogado, Benet Salellas, había pedido a la jueza titular del Juzgado de Instrucción 24 de Barcelona que instruye la causa su libertad el pasado 10 de mayo, y finalmente este ha decidido su liberación por ser "desproporcionado" el confinamiento. 

En un auto, la jueza constata que en la actualidad Carrasco está siendo investigada por un delito de llamamiento a desórdenes públicos, penado con entre tres meses y un año de cárcel, por lo que "no resulta proporcionada la medida cautelar impuesta en su día".

"En la actualidad carece de justificación el mantenimiento de la medida cautelar, en tanto que ha desaparecido la causa que en su momento la pudo motivar", alega la jueza, ya que cuando se adoptó la causa contra Carrasco se la estaba investigando en la Audiencia Nacional por un presunto delito de terrorismo.

Un año de excepcionalidad injustificada

De este modo, la jueza acepta la petición de la defensa de Carrasco, el abogado Benet Salellas, y acuerda en el citado auto dejar sin efecto la medida cautelar, una decisión que, en un tuit, el bufete de Salellas ha celebrado que llegue "tras más de un año de excepcionalidad jurídica injustificada".

La medida cautelar fue impuesta por el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional el 12 de abril de 2018, tras ser detenida el pasado mes de abril como presunta cabecilla de los autodenominados Comités en Defensa de la República (CDR) y fue confirmada posteriormente.

Desde entonces, Carrasco estaba en libertad provisional y tenía prohibido deambular fuera de Viladecans, su municipio de residencia, salvo para ir a trabajar. Carrasco, de 34 años, fue detenida el 9 de abril de 2018 en el marco de la operación 'Cadera' acusada de liderar a los CDR y a instancias del Ministerio Fiscal.

Hacía unos meses, Carrasco había pedido ampliar su radio de movilidad a toda Catalunya, pero la Audiencia le recordó que siguía estando investigada por hechos “graves”, como desórdenes públicos, y que ya podía ir al médico, trabajar fuera de su localidad o pedir permisos puntuales.

Temas: CDR