Ir a contenido

Exteriores cree que Rusia ha "sobrerreaccionado" interpretando en clave bilateral unas "reflexiones" de Borrell

EuropaPress

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación está sorprendido "negativamente" por la reacción de Rusia a unas palabras del ministro en funciones, Josep Borrell, sobre las relaciones con este país, y cree que ha "sobrerreaccionado", interpretando "en clave bilateral una serie de reflexiones sobre la geopolítica global hechas desde el prisma europeo".

Un portavoz de Exteriores ha confirmado que el embajador español en Moscú, Fernando Valderrama, ha sido convocado por el Ministerio de Exteriores ruso por esas declaraciones y ha precisado que la medida ha causado sorpresa, y más aún el que el Gobierno ruso la haya hecho pública.

Según ha explicado el Ministerio ruso en un comunicado recogido por la agencia Sputnik, al embajador español se le ha trasladado "la perplejidad y la decepción por las declaraciones inamistosas" realizadas por Borrell en una entrevista al diario 'El Periódico" publicada la semana pasada.

En opinión del departamento que dirige Sergei Lavrov, las palabras expresadas por Borrell "son contradictorias y perjudican las relaciones entre Rusia y España".

"Nuestro viejo enemigo, Rusia, vuelve a decir aquí estoy yo, y vuelve a ser una amenaza, y China aparece como un rival", señaló el ministro de Exteriores en la entrevista al hablar del nuevo papel que está llamada a desempeñar Europa y de los desafíos a los que se enfrenta.

"Han cambiado muchas cosas. Nuestro aliado nos da la espalda", subrayó, mencionando la llegada de Donald Trump al poder en Estados Unidos y también el Brexit.

Según el Ministerio de Exteriores ruso, las afirmaciones del ministro español van en contra de la percepción mutua que tienen los dos países de sus relaciones de "amistad, cooperación y beneficio mutuo, tal y como establecen todos los documentos oficiales firmados entre los dos países en estos últimos tiempos".

En este sentido, la agencia de noticias oficial ha recordado que durante la última visita de Lavrov a Madrid el pasado 6 de noviembre, Borrell aseguró que España desea "más que nadie" la "normalización" de las relaciones, un aspecto por el que dijo "trabajar", mientras que el ministro ruso aseguró que España es "un importante socio en Europa" para Moscú.